email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

ESPAÑA

Crítica serie: Foodie Love

por 

- Isabel Coixet invita al espectador a degustar un menú gastronómico- sentimental aderezado por Laia Costa y Guillermo Pfening, desde Barcelona hasta Tokio, pasando por Francia

Crítica serie: Foodie Love
Guillermo Pfening y Laia Costa en Foodie Love

A veces, cuando uno prueba un nuevo alimento, cóctel o dulce, que nunca antes se había metido en la boca, le embarga el desconcierto: ese nuevo sabor no constaba en la memoria de tus papilas gustativas y cuesta acostumbrarse a ello. Pero una vez superado el test de los primeros minutos, o se aprueba y se sigue zampando, o se descarta en pos de otros manjares. Con Foodie Love, la primera serie de ficción para televisión que dirige completa la inquieta Isabel Coixet, ocurre lo mismo: ante el desconcierto de su inicio, un tanto cargado de condimentos, colores y estímulos, los sentidos se acostumbran al banquete y se empieza, poco a poco, a apreciar sus aromas, sus matices y, sobre todo, su esencia. Porque la chef cinéfila de San Adrián de Besós (Barcelona) ha volcado en ella todas y cada una de sus recetas más personales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Foodie Love es Coixet cien por cien, desde el aperitivo hasta los postres: si no te gustaron Mi vida sin mí [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, A los que aman
y Cosas que nunca te dije, mejor que se cambie usted de mesa. Si la estética publicitaria que la cineasta ha cultivado en numerosos spots también le carga, pida otro menú. Pero si es fan de la ganadora de tres premios Goyas por La librería, bienvenido/a al banquete al que le invita Isabel: así, nos referimos a ella por su nombre de pila, porque le será fácil reconocerla en todos y cada uno de sus situaciones, combinados e ingredientes.

Por ahí desfila Tokio y el ramen, las dificultades de las relaciones sentimentales, la tensión sexual entre personas que se atraen y las neurosis de los tiempos modernos. También le servirá diálogos chispeantes, lugares hermosos y actores guapos/estilosos/urbanitas: la también catalana Laia Costa encarna a una editora –con gafas– que, a través de una aplicación de ligar, se cita con el arquitecto interpretado por el argentino Guillermo Pfening (que ya trabajó para Coixet en Nadie nos mira [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, producido por la cineasta a través de Miss Wasabi Films): lo que sigue son las sucesivas quedadas de la pareja, cada una de ellas en un espacio donde la comida y la bebida son también protagonistas y acaparan la misma atención de la cámara que los actores.

Así de sencilla, y de eficaz, es la receta –nada secreta– de una serie sobre los nuevos formatos de las relaciones sentimentales, en la que cada capítulo tiene su propio tono y estilo, en función del escenario donde transcurra, y con sorpresas como los cameos de sus Elisa y Marcela [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, o sea, Natalia de Molina y Greta Fernández, y del cocinero Ferran Adrià; con una banda sonora delicada y exquisita, referencias cinéfilas, televisivas y pop (no faltan los bocadillos o globos propios del cómic o los emoticonos para plasmar los pensamientos de los personajes), la presencia de la elegante actriz francesa Agnès Jaoui y la tronchante aparición de la cómica Yolanda Ramos en el rol de camarera lesbiana: toda una señora “roba escenas” que está pidiendo ya, a gritos, un programa propio.

Foodie Love es una serie de ocho capítulos, de unos 30 minutos cada uno, escritos y dirigidos por Isabel Coixet, producida por Miss Wasabi Films para HBO España, que la emitirá a partir del 4 de diciembre de 2019. El resto del continente podrá saborearla, a partir del 25 de diciembre de este mismo año, en HBO Europe, tras haberse visto en algún que otro certamen como el Are You Series? en Bruselas.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.