email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PELÍCULAS / CRÍTICAS Francia / Bélgica

Crítica: Un vrai bonhomme

por 

- El primer largometraje de Benjamin Parent explora certera y hábilmente la adolescencia, el duelo y la dictadura de la masculinidad

Crítica: Un vrai bonhomme
Thomas Guy, Benjamin Voisin y Guillaume Arnault en Un vrai bonhomme

A lo largo de la historia del cine hemos visto innumerables relatos iniciáticos centrados en la adolescencia, principalmente porque esta edad está asociada con uno de los pilares básicos de la narración cinematográfica: la superación de obstáculos. Al emprender esta ruta tan popular (a la que se han enfrentado cineastas de diverso talento y éxito), algunos eligen el camino del drama y otros el de la comedia, ya que cualquier territorio a medio camino resulta mucho más difícil de negociar, debido al delicado equilibrio que debe alcanzar el relato y a la necesidad de ofrecer una historia sincera. Sin embargo, esta es precisamente la frontera que explora con indiscutible precisión Un vrai bonhomme! [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, el primer largometraje de Benjamin Parent. La cinta, que acaba de ser estrenada en cines franceses de la mano de Ad Vitam, consigue dibujar sonrisas de ternura a partir de temas conmovedores y difíciles como el duelo y las convenciones de la masculinidad.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Cómo representar la voz interior de un adolescente frágil en busca de su identidad en un universo donde las apariencias clasifican automáticamente a algunos chicos como fracasados y a otros (deportistas, arrogantes y vestidos a la última moda) como populares? Este es el camino que deciden explorar el director y su guionista Théo Courtial. En un primer momento parece una opción compleja, pero resulta ser todo un éxito, descubriendo a dos excelentes actores y permitiéndoles profundizar mucho más en el tema central de la película: las restricciones sociales que rodean la definición de masculinidad. El protagonista, Tom (Thomas Guy), un joven de 16 años que aparenta ser mucho más joven, vive a la sombra de su hermano recientemente fallecido, Leo (Benjamin Voisin), un deportista talentoso y con una personalidad magnética, que falleció a los 19 años en un accidente de tráfico. Su muerte pesa especialmente sobre su padre (Laurent Lucas), que estaba muy unido a su hijo mayor. Mientras tanto, su madre (Isabelle Carré) trata de mirar hacia el futuro con la esperanza de un nuevo bebé. Psicológicamente afectado e inquieto por la muerte de su adorado hermano mayor, que representaba para él una especie de modelo inalcanzable (con su metro ochenta de altura y su actitud relajada), Tom vive permanentemente acompañado por el fantasma de Leo, que lo anima cariñosamente y le da consejos para que logre integrarse en su nuevo instituto. Tom intenta hacerse notar para que la bella Clarisse (Tasnim Jamlaoui) se fije en él, mientras busca ganarse el respeto de los chicos populares como Steeve (Guillaume Arnault) y Víctor (Mohamed Seddiki), así como mantener su amistad con el fantasioso J.B. (Niels Othenin Girard)... Se trata de una ambiciosa lista de objetivos que no será fácil de alcanzar, pero que ayudará a Tom a descubrir quién es en realidad y a liberarse de las cargas del pasado y de las convenciones sociales.

Adornada por la hermosa fotografía de Pierre Cottereau y la banda sonora de Saycet, Un vrai bonhomme! es una sorpresa realmente agradable. A pesar de las dificultades inherentes a la mezcla de realismo y fantasía, la cinta logra enfrentarse al desafío con gran solvencia, presentando una película sencilla pero profunda. En su deseo de superar el estrés permanente que siente por no estar a la altura, el personaje de Tom destaca por su autenticidad, partiendo de los tópicos y convenciones que encontramos en muchas películas sobre la adolescencia para transformarlas en lecciones de vida sobre la dictadura del conformismo social y la búsqueda de la individualidad.

Un vrai bonhomme es una producción de Delante Productions en coproducción con Delante Films, France 2 Cinéma, Été 75 y la belga Scope Pictures. Indie Sales se encarga de las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy