email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

IFFR 2020 Competición Big Screen

Crítica: Énorme

por 

- No hay rastro de brillo del embarazo en esta sátira de Sophie Letourneur

Crítica: Énorme
Marina Foïs en Énorme

Sophie Letourneur (que vuelve al Festival Internacional de Cine de Róterdam diez años después de su debut), irrumpe en la sección Big Screen con Énorme. La película, por desgracia, parece más un experimento fallido que una historia en la que merezca la pena involucrarse emocionalmente. La famosa pianista Claire (Marina Foïs), que no aparenta tener mucho instinto maternal, se entera de que está embarazada después de que su marido/asistente/y organizador (Jonathan Cohen en modo ruin) decide que quiere un hijo, después de presenciar un parto espontáneo en un avión, en pleno vuelo. Dado que ella depende bastante de él para sobrevivir, hasta en los anticonceptivos, lo único que tiene que hacer él es no darle la píldora, ¡y listo! La chica está embarazada. Pero sin saberlo.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Es un concepto tan vil que habrá requerido mucha habilidad e imaginación conseguir que el resto de la historia funcione, en especial la narrativa, que (supuestamente) pretende ser una especie de sátira donde una parte de la pareja se adapta al embarazo con resignación y la otra con alegría; mientras Frederic empieza a subir de peso como si quisiera superar la enorme barriga de su esposa. Y aunque la directora se asegura de que los personajes principales sean simpáticos, resultan muy desagradables. Los recursos limitados de Foïs y Cohen se hacen más evidentes cuando interactúan con un grupo de actores no profesionales que parecen desconcertados sobre lo que deben hacer.

El cambio de género puede parecer innovador al principio, con una vida de pareja que gira en torno a la ilustre carrera de Claire y un hombre que mantiene unido al matrimonio (entrenado para atender todas las necesidades de su esposa, antes y después de cada actuación; con un ¿Quieres que te relaje?, como preludio de sexo oral). Es ella quien se olvida de su cumpleaños, sin parpadear, y es él quien intenta llamar su atención con sugerentes bóxers con estampados de animales o diciendo al azar frases como “mujeres que comen” o “detrás de una gran mujer hay un gran hombre”. Pero, en realidad, este agradable concepto se ve debilitado por el hecho de que Claire es tan inútil e infantil que necesita ser llevada de la mano, convirtiéndose en un perfil susceptible a manipulaciones de cualquier tipo, incluidas la que tienen que ver con su propio cuerpo. Quién sabe, puede ser una consecuencia de la reciente aparición de heroínas excesivamente “enérgicas”, pero en este punto, un retrato tan ambiguo, parece contraproducente. Por no decir triste.

Además de un gusto cuestionable (sin contar las bromas sobre elefantes en relación a la menstruación con las que obsequian al público), su ejecución a veces parece apresurada y amateur. Quizás esto tenga sentido, viniendo de una directora conocida por favorecer un acercamiento “crudo” a sus temáticas. Pero por ahora, que traigan la epidural.

Énorme, escrita por Sophie Letourneur, ha sido producida por Caroline Bonmarchand e Isaac Sharry, de la francesa Avenue B Productions y Vito Films. Indie Sales gestiona las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.