email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SUNDANCE 2020 Competición World Cinema Dramatic

Crítica: Possessor

por 

- La coproducción entre Canadá y Reino Unido dirigida por Brandon Cronenberg es una deconstrucción en clave de ciencia ficción del capitalismo de vigilancia

Crítica: Possessor

Intentar descifrar lo que ocurre en el segundo largometraje de Brandon Cronenberg es parte del encanto de la película. Possessor, proyectada en la Competición World Cinema Dramatic del Festival de Sundance, es una emocionante película de ciencia ficción que parece ambientada en un futuro no tan lejano, al menos hasta que Vos (Andrea Riseborough) saca su teléfono móvil. En ese momento nos damos cuenta de que la historia transcurre en el año 2008, y entendemos que los personajes y la trama son en realidad símbolos de cómo proyectamos nuestra vida en Internet. La cinta presenta un universo misterioso, con mucho espacio para la reflexión, a medida que Cronenberg explora las consecuencias del capitalismo de vigilancia. Si a esto le añadimos una mezcla de ultraviolencia, cambios de género y una atmósfera tensa e inquietante, es imposible no comparar al director con su padre, el legendario David Cronenberg. Brandon parece asumir su propia herencia al escoger a Jennifer Jason Leigh para el papel de Girder, un personaje que recuerda a la diseñadora de videojuegos a la que interpretó en eXistenZ (1999). En muchos sentidos, Possessor podría ser una continuación de eXistenZ, con una mejor comprensión de cómo las realidades virtuales afectan a nuestra personalidad.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

No está claro si el momento más dramático del prólogo de Possessor son los vistosos chándales azules o el violento asesinato. En cualquier caso, este termina de forma abrupta, con Vos despertando conectada a un dispositivo que le permite controlar el cuerpo y las acciones de otras personas. Riseborough interpreta a un personaje al límite, que huye constantemente de la realidad y del hecho de haberse separado del padre de su hijo. Cuando va a visitarlos, debe interpretar el papel de madre entregada, ocultando que es en realidad una asesina. El tema principal de la película es la confrontación con aquello que define nuestra identidad. Cada vez que habita la vida de otra persona, Vos está expuesta a sus recuerdos, que finalmente se fusionan con los suyos. Su principal objetivo es convertirse en un ser coherente e independiente. Cronenberg juega con la idea de controlar a alguien a través de sus recuerdos, hasta llegar a confundir su realidad.

El mayor desafío para Vos llega cuando tiene que controlar el cuerpo de un traficante de drogas, Colin (Christopher Abbott), y asesinar a su suegro, John Parse (Sean Bean), el presidente de una empresa de minería de datos. Esta tarea implica experimentar la relación problemática entre Colin y su novia Ava (Tuppence Middleton), además de sobrevivir durante 24 horas trabajando en su empleo oficial, vigilando la vida privada de la gente a través de cámaras web en varios dispositivos. El objetivo de este voyeurismo no es sexual, sino comercial. La compañía quiere conseguir cualquier información que pueda utilizar para fines publicitarios, fomentando así las transacciones económicas. Hay ciertas similitudes en la manipulación que ejercen Parse y Girder, trazando paralelismos con la forma en la que actúan los gigantes tecnológicos en la actualidad. Es un mundo brutal y oscuro movido por la avaricia de las grandes empresas, que presta poca atención a la moral o al bienestar social.

La elegante dirección de fotografía de Karim Hussain y la banda sonora de Jim Williams ayudan a crear una atmósfera de confusión. La narrativa de la película también se vuelve opaca en ciertos momentos, ya que Cronenberg se niega a ofrecer respuestas fáciles, lo que puede resultar irritante para muchos espectadores. Al igual que en la vida, no hay una gran revelación al final, tan solo un proceso lento hasta asimilar la inminente fatalidad.

Possessor es una coproducción entre Canadá y Reino Unido, presentada por Elevation Pictures y Ingenious Media. La cinta ha sido producida por Rhombus Media y Rook Films, en colaboración con Telefilm Canada, Arclight Films, Ontario Creates, Particular Crowd y Crave. La australiana Arclight Films se encarga de las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy