email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

IFFR 2020 Voices Limelight

Crítica: Gold

por 

- Rogier Hesp firma un coming-of-age de un gimnasta de élite cuyos problemas pasados sin resolver amenazan sus oportunidades en el campeonato mundial

Crítica: Gold
David Wristers (segundo desde la izquierda) in Gold

En su primer largometraje, Gold [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, el cineasta Rogier Hesp cuenta la historia de un gimnasta de élite llamado Timo, que entrena con el equipo nacional de los Países Bajos para el campeonato mundial. Mientras se esfuerza por depurar su impresionante técnica, el joven debe lidiar con la presión de su exigente padre, Ward, que ve en su hijo la oportunidad de cumplir su propio sueño de ganar un oro olímpico. Ward fue un gimnasta de gran talento en su época, pero tras un accidente tuvo que enfrentarse a una parálisis de por vida. El director firma un gran relato iniciático, en el que Timo intenta liberarse de la presión tóxica generada por las expectativas de su padre. Gold ha tenido su estreno mundial en el 49º Festival Internacional de Cine de Róterdam (IFFR), como parte de la sección Voices Limelight.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La película comienza con unos intensos primeros planos de Timo, interpretado por el gimnasta David Wisters, mientras escucha una charla motivacional de Ward, al que interpreta Marcel Hensema. Las imágenes de sus rostros, las manos de Ward rodeando el cuello de Timo y una cacofonía de respiraciones agitadas componen una primera escena íntima pero incómoda. A medida que aumenta la tensión, la secuencia establece el tono de la película: la cercanía con los protagonistas nos permite percibir la incomodidad que sienten al habitar sus propios cuerpos. En el caso de Timo, esto se debe a que no logra estar a la altura del estándar inalcanzable que han marcado él y su padre, mientras que para Ward se debe a su incapacidad para usar sus propias piernas. Esta incomodidad se hace visible durante las escenas en las que Timo cuida a su padre discapacitado: bañándolo, acostándolo y limpiándolo. Su relación no es para nada saludable, y gradualmente descubrimos los numerosos problemas sin resolver en torno al divorcio de sus padres. Los momentos íntimos entre padre e hijo transmiten una sensación extraña, hasta que somos conscientes de que en realidad no existe esa intimidad. Su relación está basada en sentimientos y emociones reprimidas. En el fondo, esta no es una película sobre el rendimiento físico. Lo que realmente impulsa la historia es el desafío psicológico que supone liberarse de los patrones establecidos y aprender a tomar nuestras propias decisiones.

Durante los entrenamientos, Timo comienza a tener sentimientos hacia su fisioterapeuta, Irene, interpretada por Loes Haverkort. En una sesión de recuperación, la intimidad que comparten resulta absolutamente relevante para Timo. Estos nuevos acontecimientos no solo suponen una distracción en su empeño de ganar el oro, sino que provocan que se distancie todavía más de su padre. Ward es totalmente dependiente de su hijo, pero deberá lidiar solo con sus limitaciones físicas.

Cuando Irene también lo rechaza, Timo revive el dolor que sufrió cuando su madre lo abandonó. Estos traumas sin resolver se manifiestan en forma de obstáculos físicos, como muros invisibles. Hesp logra representar visualmente esta tensión con gran destreza, mientras que los tonos sobrios de la película enfatizan el estado mental de Timo. En general, las imágenes insinúan los procesos internos que experimentan los personajes. Finalmente, todo se precipita hacia un clímax en el que las expectativas, la esperanza y el deseo alcanzan una resolución estremecedora. El campeonato mundial pasa a un segundo plano, mientras Timo decide enfrentarse a su padre y a sí mismo, encontrando una manera de reconciliar sus luchas internas.

Gold es una producción de Frank Hoeve y Katja Draaijer para la compañía neerlandesa BALDR Film.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy