email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SUNDANCE 2020 Documentary Premieres

Crítica: Vivos

por 

- El disidente chino afincado en Europa Ai Weiwei saca a la luz la corrupción sistémica en el caso de los estudiantes mexicanos desaparecidos

Crítica: Vivos

En su tercer largometraje documental, el famoso disidente y artista chino Ai Weiwei deja a un lado el tema de la migración, que ha sido el eje central en gran parte de su obra reciente, incluidas sus películas Human Flow [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
y The Rest [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
. En Vivos [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, proyectada en la sección Documentary Premieres de Sundance 2020, el director cuenta la historia de unos estudiantes mexicanos asaltados en un autobús, principalmente desde la perspectiva de sus padres, que aún esperan noticias sobre ellos. Mientras investiga lo sucedido, Ai Weiwei se encuentra con la corrupción a nivel local, nacional e incluso global, involucrando a policías, narcotraficantes y políticos. Al explorar la corrupción sistémica, Ai Weiwei acaba revelando información sobre un encubrimiento masivo que protege a aquellos que están en el poder. Con cada película, el artista chino logra conectar mejor con las necesidades del público cinematográfico, empleando arcos narrativos más fuertes y dejando menos espacio a la improvisación, consiguiendo una narración más impactante.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

El 26 de septiembre de 2014, un convoy de estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, en el estado de Guerrero, que viajaban en autobuses por la ciudad de Iguala, fue brutalmente atacado por las fuerzas policiales y otros asaltantes enmascarados. En el transcurso de la noche, murieron seis personas, decenas resultaron heridas y 43 estudiantes desaparecieron.

En Vivos, Ai Weiwei se centra en las historias de estos últimos. Sus cuerpos se han evaporado. A pesar de todas las pruebas que apuntan a su muerte, algunos de sus familiares todavía esperan que sus seres queridos sigan vivos. Todos buscan respuestas, exigen saber qué sucedió realmente y quién es el responsable, mientras se preguntan por qué no se está haciendo más para descubrir la verdad. Es una situación angustiosa, especialmente porque, desde el punto de vista de los espectadores, parece que no hay esperanza para todas esas familias que han sido abandonadas. El dolor emocional que sufren estos campesinos, que viven en comunidades pobres y remotas, parece interminable.

Ai Weiwei entrevista a familiares y compañeros de clase de los desaparecidos, así como a activistas por los derechos humanos e investigadores internacionales. La historia no es un caso aislado, ya que más de 40.000 mexicanos han desaparecido oficialmente desde 2018. Normalmente, la gente echa la culpa directamente a los carteles de la droga, pero Ai Weiwei demuestra que el problema es mucho más complejo, llegando al corazón de la política. En cierto momento, la película ilustra cómo la política exterior estadounidense está contribuyendo a los problemas de México. La historia oficial que cuenta la policía es que los desaparecidos fueron asesinados por los narcotraficantes, que luego se deshicieron de los cuerpos. Como señala un investigador en la película, ¿qué pudo haber hecho la policía para tener que admitir hacer tratos con los carteles de la droga en lugar de decir la verdad?

Al contar la historia a través de los ojos de las familias, Vivos provoca un gran impacto emocional. El director está más interesado en el duelo de los personajes que en las tramas políticas. La película es una continuación de la exposición Resetting Memories, que Ai Weiwei realizó en el Museo MUAC de la Ciudad de México en abril de 2019, donde presentaba retratos de los estudiantes de Ayotzinapa hechos con piezas de Lego. Desgraciadamente, la historia que narra el documental es muy real, y los abusos sistémicos que desvela son un problema global.

Vivos es una coproducción entre Alemania y México. FART Foundation presenta la película, producida por Ai Weiwei junto a No Ficción, Daniela Alatorre y Elena Forte.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy