email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BERLINALE 2020 Competición

Crítica: My Little Sister

por 

- BERLINALE 2020: Para la dramaturga frustrada a la que da vida Nina Hoss en la cinta de Stéphanie Chuat y Véronique Reymond, algo está podrido en el estado suizo

Crítica: My Little Sister
Nina Hoss y Lars Eidinger en My Little Sister

No te creas el título: en My Little Sister [+lee también:
tráiler
entrevista: Stéphanie Chuat y Véroniqu…
ficha del filme
]
, de Stéphanie Chuat y Véronique Reymond, que se ha estrenado en la sección principal de la Berlinale, la diferencia de edad entre Lisa (Nina Hoss) y Sven (Lars Eidinger) no es tan significativa. Después de todo, son gemelos. También son muy creativos, aunque elijan opciones completamente distintas. A pesar de haber colaborado en el pasado (en la aclamada obra teatral de Lisa, que le ofreció a su hermano actor una interpretación inolvidable), han emprendido caminos separados en la actualidad. Lisa exprime sus fallidos intentos de escribir (dejó de hacerlo al cambiar Berlín por Suiza), mientras intenta pasar tiempo de calidad con los niños y atender las necesidades del importante puesto de su marido. Al menos hasta que la enfermedad de Sven empeora.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Es tan melodramática que parece una película de Hallmark (lo suficiente para resultar interesante), pero la interpretación de Hoss no admite sentimentalismos y las interacciones familiares que presenciamos son disfuncionales. Sven, que sigue insistiendo en interpretar a Hamlet aunque el mero pensamiento de él en un escenario nos deja catatónicos, no tiene intención de rendirse sin luchar (no con esa peluca azul). Esto no significa que Chuat y Reymond no hagan algunas elecciones desconcertantes, que disminuyen el impacto emocional de la historia. Es una película que funciona mejor cuando elimina las distracciones y se centra en los dos hermanos, que intentan no pensar en lo impensable.

Sin embargo, es interesante y también un poco absurdo que a pesar de girar en torno a una enfermedad, My Little Sister cambie la cama del hospital por un paisaje de Milka (tazas con forma de vaca, campanas y nieve fotogénica que nos hace plantearnos nuestras próximas vacaciones de invierno). Todos menos Lisa, asfixiada en este paisaje de ensueño y en su papel de “esposa del marido”, con un hombre que sugiere “saltarse el juego previo” y un trabajo ingrato como profesora, donde tiene que lidiar con adolescentes “hartos de Rilke”.

Llegados a este punto, Hoss, que aparentemente obtuvo el papel después de Barbara [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Christian Petzold
ficha del filme
]
, de Christian Petzold, podría interpretar una determinación silenciosa, pero resulta ser muy buena elevando sin ayuda de nadie un material que de vez en cuando toma direcciones extrañas o explica demasiado a través de diálogos torpes, en especial las conversaciones en lengua inglesa. Ella casi te hace creer en esta peculiar historia de amor donde las parejas, incluidas las que llevan mucho tiempo juntas, se decepcionan o se alejan, quizás perfectamente conscientes de que cuanto más fuerte es el afecto entre Lisa y Sven, no hay obstáculos. Ni siquiera en Suiza.

My Little Sister, escrita por Stéphanie Chuat and Véronique Reymond, ha sido producida por Ruth Waldburger para la compañía suiza Vega Film, así como RTS Radio Télévision Suisse, SRG SSR y Arte Geie. Beta Cinema gestiona las ventas.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.