email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BERLINALE 2020 Competición

Crítica: Irradiés

por 

- BERLINALE 2020: Rithy Panh adopta un despiadado perspectiva sobre los humanos, el mal y la destrucción en el s.XX en su sofisticado documental, un increíble poema metafísico sobre la era atómica

Crítica: Irradiés

“Míralo otra vez, cien veces”, “Hay que repetirlo, pues el mal es cada vez más profundo”. Rithy Panh, conocido por sus documentales de exploración catártica sobre el genocidio perpetrado en Camboya por los Jemeres rojos, es un superviviente cuya obra está marcada por la imperiosa necesidad de mirar el horror directo a los ojos, “buscar las causas y crear imágenes imperfectas para cambiar el mundo”.

Irradiés [+lee también:
tráiler
entrevista: Rithy Panh
ficha del filme
]
, su nueva película, presentada en competición en la 70ª Berlinale, es “la revelación de una época llamada destrucción, una puerta que nadie puede cerrar”, donde recorre la historia mundial del siglo XX en una implacable sucesión de imágenes de archivo terribles, de sufrimiento, de cadáveres amontonados, de cabezas cortadas, ciudades en llamas y tierras devastadas. Coventry, Dresde, El Havre, Verdún, Ruanda, Birkenau, etc., nadie puede escapar de esta sucesión circular de imágenes que parecen coronar la oscuridad del alma humana y cuyo clímax, a ojos del cineasta, tuvo lugar el 6 de agosto de 1945 con la bomba atómica que pulverizó Hiroshima (“hasta el punto más alto del cielo”, “el estruendo que casi derriba la Tierra”, “la muerte es invisible en el cielo, la muerte es eficaz”, “hemos dirigido la energía del universo”).

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Irradiés, acompañado de un texto literario de alta adherencia, poético y metafísico, un diálogo a dos voces, una femenina (la de Rebecca Marder) y otra masculina (André Wilms), expone sin concesiones el poder moderno de la sombra y del vacío. Pues si “si se debe ejercer todo tipo de fuerza” y “el emperador se ensaña con su propia ciudad”, “la sabiduría moderna: matar de lejos”, “los experimentos científicos secretos”, “la abstracción”, “una buena idea sobre una página, en un laboratorio” han abierto amplias perspectivas la maldad y a la muerte, con los motores “del dinero y la pedrería”.

Champiñón atómico, fosas comunes, pirámides de osamenta, ahorcamientos, infancias profanadas, de Hitler a Mao, de la selva a las ciudades: Rithy Panh profundiza en el tema, jugando con las posibilidades estilísticas de la película: el tríptico (que simboliza todas las trinidades espirituales que se conocen). Tres imágenes distintas, dos ventanas exteriores similares que enmarcan un centro diferente o una sola imagen que unifica las tres partes de la pantalla: el procedimiento, a veces acompañado de sobreimpresiones, permite al director identificar o atenuar la violencia de los archivos proyectados (fotos o vídeos), un montaje virtuoso que consigue que la brutalidad del conjunto sea visualmente soportable.

Sin embargo, esta acumulación de atrocidades, asombrosa y edificante, lleva al límite de la saturación y, paradójicamente, su supuesta banalización del mal y de la insensibilidad acechan al espectador. Pero afortunadamente, su emotivo final vuelve a inyectar un poco de humanidad en esta oscuridad total y profundo pesimismo, gracias a un extracto de Crónica de un verano, de Jean Rouch y Edgar Morin (1961), donde la añorada Marceline Loridan-Ivens pasea por París evocando sus recuerdos de la deportación. 

La película (escrita por el cineasta, Agnès Sénémaud y Christophe Bataille) demuestra una gran ambición pues “haber sobrevivido es imposible de explicar, pero hay que vivir y contribuir a esta irradiación”. Irradiés, radical y personal (“la herida es tan grande que se ha llevado todo. No hace falta grabar en paz”), permanecerá como una obra maestra indiscutible.

Irradiés ha sido producida por Catherine Dussart Production (CDP) y coproducida por France 3 Cinéma y Anupheap Production (Camboya). Playtime gestiona las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.