email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BERLINALE 2020 Panorama

Crítica: Surge

por 

- BERLINALE 2020: Ben Whishaw nos regala una estupenda interpretación en su papel de trabajador de seguridad de un aeropuerto que pierde el norte en el intenso de but de Aneil Karia

Crítica: Surge
Ben Whishaw en Surge

La fotografía de Surge [+lee también:
entrevista: Aneil Karia
ficha del filme
]
, presentada en la sección Panorama del 70º Festival de Cine de Berlín, recuerda por momentos a Rosetta, de los hermanos Dardenne, mientras que su protagonista se parece al personaje de Michael Douglas en Un día de furia. Hablamos del primer largometraje del cineasta británico Aneil Karia, cuya filmografía cuenta ya con varios cortometrajes galardonados y con un puesto de dirección en la serie de Netflix Top Boy. En su ópera prima, el realizador vuelve a reunirse con Ben Whishaw, protagonista de su cortometraje Beat (2013). En esta ocasión, Karia y Whishaw nos trasladan a la ciudad de Londres, donde acompañamos a un hombre a punto de saltar al vacío.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La historia gira alrededor de Joseph (Whishaw), un guardia de seguridad que trabaja en el control de un aeropuerto. Se trata de un personaje solitario, que deambula por la ajetreada terminal luciendo su uniforme de color azul y su peinado recortado. A la hora de la comida, Joseph se sienta apartado del resto de sus compañeros, escuchando atentamente sus conversaciones sobre tecnología. A pesar de que es su cumpleaños, el joven pasa la noche solo, viendo la televisión en su casa.

Cuando va a visitar a sus padres, Joyce (Ellie Haddington) y Alan (Ian Gelder), resulta evidente que no está cómodo con ellos. Cuando entra a la cocina y ve a su madre preparando una tarta sorpresa, esta se enfada con él y comienza a golpearlo. La cámara de Stuart Bentley siempre está en movimiento, ofreciendo composiciones ajustadas y colores apagados, generando una sensación de claustrofobia casi palpable. A medida que aumenta la frustración de Joseph, su ira acaba por estallar. A partir de ese momento, nada volverá a ser lo mismo. En el trayecto de vuelta a casa, el joven comienza a comportarse de forma aún más extraña, acosando a una niña en el tren, dejando claro que está emocionalmente destrozado y en pleno descenso.

Whishaw ha nacido para interpretar este tipo de papeles, con los que logra generar incomodidad a través de pequeños gestos y expresiones faciales. El actor carga con todo el peso dramático de la película, mientras un desquiciado Joseph se obsesiona por conseguir un cable HDMI para el televisor de su compañera de trabajo, Lily (Jasmine Jobson). La trama no es el punto fuerte de la película, que se sustenta gracias a la actuación protagonista. A pesar de la naturaleza incansable y trastornada de Joseph, Whishaw logra que empaticemos con el personaje, ya sea en una boda, en un banco, o simplemente caminando por la calle. Por todo esto, no es de extrañar que el intérprete se llevase el premio a mejor actor tras el estreno de Surge en Sundance.

Mientras que la relación del protagonista con Joyce está bien planteada, su vínculo con Lily podría haberse desarrollado más. Lo cierto es que no llegamos a entender por qué la mujer consiente su comportamiento. No obstante, a pesar del frágil argumento, es un placer dejarse llevar por la película, que nos obsequia con escenas donde podemos asomarnos a la mente fracturada de Joseph. Karia realiza un trabajo notable al presentar un mundo lleno de herramientas de comunicación pero con escasas conexiones reales, en una película que no ofrece ni un solo momento de respiro.

Surge es una producción de la británica Rooks Nest Entertainment. Protagonist Pictures se encarga de las ventas de la cinta.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy