email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VISIONS DU RÉEL 2020

Crítica: Leur Algérie

por 

- La lograda ópera prima de Lina Soualem es un íntimo, sensible y tierno documental sobre sus abuelos y la identidad de los argelinos que emigraron a Francia tras la guerra

Crítica: Leur Algérie

En el centro de la pequeña ciudad de Thiers, en Auvernia, destaca un curioso monumento que rinde homenaje a la industria cuchillera local: el Jacquemart. Está compuesto por un autómata que golpea un yunque para dar la hora, una fuente, una rueda hidráulica (que sirve de marco al reloj) y una cascada que evoca al río utilizado como fuerza motriz para trabajar el metal. Este ensamblaje de 384 piezas está en sintonía con el puzzle documental Leur Algérie [+lee también:
tráiler
entrevista: Lina Soualem
ficha del filme
]
, el primer largometraje como directora de Lina Soualem (actriz que participó en Tu mérites un amour [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Hafsia Herzi
ficha del filme
]
y À mon âge, je me cache encore pour fumer [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
), proyectado en la sección Latitudes del 51º festival Visions du Réel (que se celebra online). 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La cineasta, hija de los actores Hiam Abbass y Zinedine Soualem, se sumerge en sus raíces, en la inmigración argelina a Francia a través del retrato íntimo y cariñoso de sus abuelos, Aïcha y Mabrouk, que llegaron a Thiers a principios de los años 50. Una exploración metódica de los recuerdos del exilio y del reflejo borroso de la identidad que la directora lleva a cabo con su cámara, a través de entrevistas en forma de conversaciones familiares que no acaban de disipar un pasado fragmentado, y a veces doloroso; pero que dejan fluir las emociones que nacen de una mirada esquiva o de un ataque de risa nerviosa.  

“Nunca hemos hablado y no vamos a empezar ahora”. Después de 62 años de vida en común, la enérgica Aïcha y el reservado Mabrouk acaban de separarse. Dejan la casa familiar y se instalan en dos pequeñas viviendas, que se encuentran una frente a la otra. A Lina, su nieta, le gustaría conocer su historia personal y descubrir por qué no volvieron a Argelia. Pero la investigación no es fácil puesto que los abuelos no están acostumbrados a expresar sus sentimientos por pudor, por educación o por callar dolores sepultados hace años. Poco a poco, conocemos lo esencial de la trayectoria de dos inmigrantes muy jóvenes (Aïcha tenía apenas 15 años cuando se casó con Mabrouk) procedentes de Amoucha y Laaouamer, dos ciudades agrícolas pobres situadas a 20 kilómetros al norte de Sétif (donde tuvieron lugar las revueltas nacionalistas reprimidas con violencia en 1945), que llegaron a una Francia de posguerra ávida de mano de obra trabajadora salida de sus colonias.

Como subraya Zinedine, su hijo, “llegaban, no tenían infancia, no tenían nada” y criaban a sus hijos en el mito del regreso (“estamos aquí, trabajamos y volvemos a casa”). Pero la guerra de independencia argelina suspendió el tiempo y petrificó este sueño, mientras Mabrouk trabajaba duro para alimentar a su familia en lo que se conocía como el infierno de las fraguas. La vida pasó, los viajes al país se redujeron a enterrar a los familiares fallecidos en Francia, hasta que llegó la vejez y apareció Lina para revivir el pasado…

Lina Soulem combina con acierto archivos de vídeo personales (grabados por su padre en 1992), fotografías de sus abuelos y un fragmento de La Guerre d’Algérie, de Yves Courrière y Philippe Monier (1972). Además, privilegia las pequeñas informaciones que surgen de las conversaciones informales para construir un documental conmovedor que rinde un precioso homenaje a Aïcha y Mabrouk (ya fallecido); y que aclara con justicia y sin aspavientos las complejidades de una identidad que parece hundida en el vacío, pero que en realidad está anclada en los pliegues emocionales del tiempo.

Leur Algérie, premio Docs-in-Progress el año pasado en el Marché du Film del Festival de Cannes, ha sido producida por Marie Balducchi para Agat Films & Cie, y coproducida por Making of Films, Akka Films, Vidéo de Poche y Studio Obsidienne. Sweet Spot Docs vende la película a nivel internacional.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy