email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PELÍCULAS / CRÍTICAS Polonia

Crítica: Bad Boy

por 

- La nueva película del director de taquillazos polacos Patryk Vega, un cóctel de fútbol y thriller de mafiosos, está en Netflix en Polonia solo seis semanas tras su estreno en cines

Crítica: Bad Boy
Antoni Królikowski en Bad Boy

En Polonia hay un director inmune al miedo al Covid-19 y a la suspensión de los rodajes: Patryk Vega continuó grabando su nueva película en marzo e ignoró varias órdenes de detener el rodaje, incluida la del Gremio de Directores de Polonia (del que Vega no es miembro). Hace tres películas al año y varias de ellas han cosechado un millón de espectadores en Polonia, y parece imparable. Su modus operandi está consolidado: investiga una industria o un tema (política, medicina, la policía, fuerzas especiales, injusticias), elige las historias más jugosas y construye una película en torno a ellas. Algunos críticos comparan sus trabajos con los kebabs, es decir, comida rápida cinematográfica, tanto por el ritmo de producción como por el valor nutricional. Sin embargo, al público le gustan sus películas y a los actores también: Vega suele reunir un reparto de actores polacos destacados que trabajan en el teatro o en cine de autor, como Joanna Kulig (Ida [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Pawel Pawlikowski
entrevista: Pawel Pawlikowski
ficha del filme
]
, Cold War [+lee también:
crítica
tráiler
Q&A: Pawel Pawlikowski
ficha del filme
]
), Maja Ostaszewska (Cuerpo [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Malgorzata Szumowska
entrevista: Malgorzata Szumowska
ficha del filme
]
), Magdalena Cielecka (Estados Unidos del Amor [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Tomasz Wasilewski
ficha del filme
]
), Katarzynka Warnke (Mister T. [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Marcin Krzyształowicz
ficha del filme
]
) y Maciej Stuhr (33 Scenes from Life [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
).

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

En Bad Boy [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, estrenada en Netflix seis semanas después de su estreno en cines, Stuhr interpreta a un buen policía, Piotr, y Antoni Królikowski a su malvado hermano, un criminal llamado Paweł. Cuando eran niños, Paweł asesinó a su padre, un hombre abusivo que también era fanático del fútbol (o, mejor dicho, un ultra). En la actualidad, Paweł ha seguido sus pasos, ya que es el violento líder de los ultras locales. Pretende prosperar: planea adquirir su adorado club de fútbol y ganar mucho dinero vendiendo drogas. Piotr empieza a investigar a su hermano con la ayuda de Ola (Katarzyna Zawadzka, la nueva musa de Vega), una abogada y policía encubierta que finge ser su novia como parte de la investigación. Ola se infiltra en el mundo del hermano y, por supuesto, se enamora de él en el proceso, puesto que es mucho mejor amante que Piotr.

En el mundo de Vega, las mujeres ansían la adrenalina y el poder tanto como los hombres y probablemente, este aspecto sea uno de los más apreciados entre el público y el reparto femenino. Bad Boy es una buena muestra del estilo del director polaco: hay varias escenas violentas, persecuciones de coches, grabaciones hechas con drones y diálogos enérgicos y obscenos. La idea subyacente de las películas de Vega (ver, por ejemplo, el díptico Mafia Women o la trilogía Pitbull [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
) parece ser el sentimiento universal de profunda desconfianza hacia todo tipo de sistemas (médico, político, justicia; llámalo como quieras). Hay una jungla ahí fuera y la única forma de progresar, vengarse o sobrevivir es usar el lenguaje del puño, mecánico e intransigente: golpear a alguien en lugar de razonar, y confabular en lugar de discutir o negociar. Polonia, con su desconfianza general hacia el gobierno y las instituciones públicas, es el objetivo principal de las oscuras —y, por fortuna, paranoicas— visiones de Vega. Sus películas no solo proporcionan un entretenimiento similar al de la comida rápida, sino también, a un nivel más profundo, exorcizan el miedo de vivir en el peor mundo posible. Y, ¿por qué a alguien le importaría una pandemia que viene y va?

Bad Boy ha sido producida por Patryk Vega a través de la compañía polaca Vega Investments. El distribuidor polaco es Kino Świat, y la película está disponible en Netflix en Polonia desde el 8 de abril.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy