email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

TESALÓNICA DOCUMENTALES 2020

Crítica: Slow News

por 

- El documental de Alberto Puliafito explora un movimiento informal internacional que intenta adaptar las buenas prácticas periodísticas al mundo de sobrecarga de información de las redes sociales

Crítica: Slow News

De los cuatro periodistas italianos que lanzaron el periódico online Slow News, tres aparecen como directores del largometraje documental Slow News [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, estrenado en la sección internacional del Festival de Documentales de Tesalónica. La película ha sido dirigida por Alberto Puliafito, producida por Fulvio Nebbia y escrita por ambos y Andrea Coccia. Se centra en la necesidad de un periodismo real, analítico y ético en la era de la sobrecarga de información y de las redes sociales, pero funciona mejor como acercamiento periodístico al tema que como obra cinematográfica.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Slow News, que toma su nombre y su estructura de un libro de Peter Laufer, un profesor de periodismo de la Universidad de Oregón y figura clave de este movimiento internacional informal y de la película en sí misma, se divide en dos mitades. La primera parte explora la situación de los medios de comunicación tal y como los conocemos hoy, y reflexiona sobre una variedad de fenómenos ampliamente definidos bajo el nombre de “clickbait” y “fake news”, que son una gran fuente de cambios políticos y sociales en un mundo donde las redes sociales han sustituido al periodismo y lo han degradado hasta un nivel muy bajo. La segunda parte sigue a los representantes más destacados de este movimiento, que empezó de forma independiente en diferentes países occidentales con profesionales de los medios de comunicación y expertos frustrados, saturados y mal pagados que decidieron dar un paso atrás y adaptar las viejas (es decir, correctas) prácticas periodísticas al panorama informativo actual.

La película contiene entrevistas con figuras como Mark Thompson, director ejecutivo del New York Times, Craig Silverman, editor de BuzzFeed o la antigua directora de BBC News, Helen Boaden, además de sociólogos, historiadores y periodistas que participan en dos eventos organizados o presentados por los directores: el Festival de Periodismo de Perugia y una reunión en Trento. Estos eventos se alternan para mostrar los pros y contras de cada cuestión, y el mismo principio se emplea en la segunda mitad, donde conocemos más detalles sobre los esfuerzos y descubrimientos de los medios que están adoptando una aproximación lenta a las noticias. Por último, hay un segmento que muestra el viaje de los directores a Estados Unidos, donde visitan un periódico local en Eugene, Oregón, y asisten a una clase de Laufer en la universidad, insertada entre las dos partes principales de la película.  

En cuanto al contenido del documental, encontramos pocos defectos. Después de todo, está hecho por periodistas que saben cómo explorar una historia. Es minucioso y esclarecedor, pero como largometraje documental (con versiones cinematográficas de 92 y 114 minutos, y una versión para la televisión de 52 minutos) resulta abrumador, a pesar del potencial interés del espectador o de su conocimiento de la materia. Esto significa que no llegamos a conocer realmente a los protagonistas, y es una pena porque muchos de ellos son personajes interesantes. Además, las imágenes de Perugia y Trento a veces parecen vídeos promocionales de dichos eventos, con demasiadas tomas desde plataformas móviles o drones y una música genérica que socava la seriedad y sustancia del tema.

Por otro lado, Slow News presenta un argumento sólido sobre el problema e identifica correctamente uno de los problemas sociales clave de la actualidad, mientras ofrece soluciones para el mundo real (o, al menos, propuestas) basadas en ejemplos exitosos en la práctica, por lo que es una buena elección para festivales temáticos, eventos educativos y debates.

Slow News es una coproducción entre las compañías italianas IK Produzioni y BabyDoc Film. La compañía francesa Java Films gestiona las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy