email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PELÍCULAS / CRÍTICAS Francia

Crítica: Terrible Jungle

por 

- La primera película de Hugo Benamozig y David Caviglioli nos lleva de (loco) viaje a la Guyana francesa, de la mano de Vincent Dedienne, Jonathan Cohen y Catherine Deneuve

Crítica: Terrible Jungle
Vincent Dedienne y Catherine Deneuve en Terrible Jungle

“El hombre puede salir de la jungla pero la jungla no puede salir del hombre”. No hace falta ser el Kurtz de El corazón de las tinieblas o de Apocalipsis Now para decir esta verdad. Un poco de droga local (triturar los medicamentos, añadir disolvente, gasolina, decapante para metales y cocaína) y hasta el más ingenuo de los antropólogos llega a transitar esta etapa de la filosofía existencialista. Es el destino del protagonista de la comedia desenfrenada Terrible Jungle [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, el primer largometraje de Hugo Benamozig y David Caviglioli, estrenado el 28 de julio en los cines franceses a través de Apollo Films.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

El joven protagonista es Eliott (Vincent Dedienne), que se rebela contra su madre castradora, Chantal de Bellabre (Catherine Deneuve), una reconocida antropóloga, y decide unirse a una misión en la Guyana francesa, en  la región de Haut-Tampok, para buscar a la misteriosa tribu de los Otopis. “Es ridículo. Créeme, conozco la jungla, vas a morir allí”, intenta persuadirlo su progenitora y no se equivoca, como descubre pronto su hijo, cuyo idealismo (“yo quiero vivir con las personas, hablarles, respetarlas, no tratarlas como cobayas”) es puesto a prueba al entrar en contacto con la realidad.

Una vez encontrados, los salvajes imaginarios resultan ser buscadores de oro explotados, que vegetan en condiciones lamentables, amantes de la comida basura, del alcohol, de las drogas, de las telenovelas y de viajes por el río a la tienda de comestibles china más cercana. Pero Elliot, el intelectual que ya ha superado el obstáculo de las guías torcidas (y peligrosas), consigue ser aceptado por la “tribu”; en particular por la jefa, Albertine (Alice Belaïdi). Sin embargo, pasa del rol de científico observador al de reformador cada vez más incontrolable. Y todo mientras su madre lo busca con una patrulla de gendarmes, una banda de incapaces dirigida por el teniente coronel Raspailles (Jonathan Cohen)…

El dúo de directores se complace distorsionando al extremo elementos inspirados en la realidad, pasando por el tamiz del absurdo y del humor cómico los ingredientes clásicos de las películas de aventuras en la jungla con su cortejo de malos occidentales (con Patrick Descamps a la cabeza) motivados por el atractivo del oro, sus militares franceses inadaptados de vacaciones, sus indígenas pervertidos y atontados por la modernidad en una naturaleza contaminada por el mercurio de la minería artesanal del oro (pero también por el amianto y otras sustancias nocivas), sus problemas fronterizos, o sus exploradores perdiendo la razón. Los intérpretes, que tienen carta blanca, regalan actuaciones con tonos humorísticos muy distintos que amplifican todavía más el diseño abigarrado y caótico de una película divertida, donde para dejar constancia del registro contrastado del conjunto, un inconsciente comenta al principio (en voz en off): “Estos primeros momentos son preciosos para el investigador. Sin saberlo, construye relaciones con aquellos a los que algún día quizás podrá llamar amigos”.

Terrible Jungle ha sido producida por 22h22 y por WY Productions. Indie Sales gestiona las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy