email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

GALWAY 2020

Crítica: Redemption of a Rogue

por 

- La comedia negra de Philip Doherty, estrenada mundialmente la semana pasada, ha sido la gran sorpresa de esta edición del Galway Film Fleadh

Crítica: Redemption of a Rogue
Aaron Monaghan en Redemption of a Rogue

Redemption of a Rogue [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, la comedia negra de Philip Doherty, fue la gran ganadora de la presente edición del Galway Film Fleadh (del 7 al 12 de julio), donde obtuvo el premio a Mejor película irlandesa y Mejor ópera prima irlandesa (ver las noticias). La película es el primer largometraje de Doherty, que también es dramaturgo y director artístico de la compañía de teatro Gonzo, con sede en Cavan. Antes de trabajar en la comedia, Doherty también dirigió la serie cómica The Begrudgers, proyecto que ganó la competición StoryLand web-drama de RTÉ en 2012.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Redemption of a Rogue cuenta la historia en cinco capítulos de un hombre llamado Jimmy Cullen (el talentoso Aaron Monaghan), que vuelve a casa en el pueblo ficticio de Ballylough (en el Condado de Cavan) para visitar a su padre enfermo y buscar la redención antes de decir adiós a este mundo. Su plan queda claro desde el principio: vemos a Monaghan, que lleva un maletín de médico, entrar en una ferretería para elegir la cuerda adecuada. La escena grabada en la tienda (y su conversación ridícula con el propietario, interpretado por Shane Connaughton) es un gran momento cómico y presenta el tono general de la película, ya que vemos a Jimmy hablar de la mejor cuerda para suicidarse. Además de la conversación surrealista, en la escena también destacan un excelente trabajo de edición con fines cómicos y el absurdo de los personajes y las situaciones en las que se ven envueltos (sobre todo a través de saltos de montaje y otras yuxtaposiciones divertidas).

Después, cuando el padre de Jimmy fallece, empiezan los problemas. Sin embargo, en su testamento, el padre pide no ser enterrado un día húmedo, algo que complica más las cosas. Por lo tanto, el hombre se ve obligado a embarcarse en un viaje sacrificial y extravagante para deshacerse de la culpa y la vergüenza de su pasado. En particular, su encuentro con una cantante llamada Masha (Aisling O’Mara) será decisivo en su camino a la redención.

En términos generales, esta comedia negra recuerda vagamente a la atmósfera inquietante de las películas de los hermanos Cohen, aunque su singularidad surge de un guión brillante (quizás influenciado por las obras teatrales de Doherty) y el entorno obvio de la Irlanda rural, que sirve bien a los propósitos narrativos de la película. Además, hay varios momentos memorables de humor negro que incluyen un torpe intento de suicidio presenciado por un grupo de niños, visiones locas con ataúdes en duelo, el cadáver del padre congelado con pizzas y una conversación surrealista con la Virgen María, entre otros. Por otra parte, la agradable música de Robbie Perry enfatiza el humor peculiar de la película y a veces aparece de forma intradiegética. Por ejemplo, en una de las primeras escenas, un grupo de músicos deja de tocar al ver a Jimmy pasar por allí. En general, el resultado final que consigue Doherty es admirable y con suerte allanará el camino para sus futuros esfuerzos cinematográficos.

Redemption of a Rogue ha sido producida por Emma Foley y Tamryn Reinecke para la compañía con sede en Dublín Pale Rebel Productions. Wildcard Distribution estrenará la película en cines este año.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy