email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

FANTASIA 2020

Crítica: Undergods

por 

- En su primer largometraje, el madrileño Chino Moya sube el volumen del sintetizador hasta el tope

Crítica: Undergods
Géza Röhrig y Johann Myers en Undergods

En su primer largometraje, Undergods [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, que ha tenido su estreno mundial en el Fantasia Film Festival de Canadá (del 20 de agosto al 2 de septiembre), Chino Moya adopta el concepto de cuentos para dormir y los distorsiona por completo, probablemente mientras se ríe de forma histérica. El cineasta presenta un universo extraño, marcado por inquietantes tonos de azul, donde seguimos a dos hombres que lo han visto todo y más (Géza Röhrig, protagonista de El hijo de Saúl [+lee también:
crítica
tráiler
Q&A: László Nemes
entrevista: László Rajk
ficha de la película
]
, y Johann Myers) mientras conducen por lo que queda del mundo. A medida que hablan de sus sueños, Moya presenta una especie de antología: historias sobre codicia y la hija de un comerciante, sobre un misterioso vecino que necesita refugio y no se marcha nunca, sobre un marido al que durante mucho tiempo han dado por muerto. Estos hilos logran combinar lo extraño con lo mundano y, honestamente, esto último es lo que realmente da miedo. Especialmente porque, en un momento dado, parece que todos deberían mantenerse alejados de los hombres blancos de mediana edad. ¡Menuda sorpresa!

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

No se puede negar que Undergods es visualmente impresionante, encontrando una nueva forma de mostrar el mundo después del desastre. Mientras que algunos (como George Miller) recurren a desiertos abrasadores para representar el mundo postapocalíptico, Moya opta por un clima más frío. Y esto resulta bastante apropiado, ya que casi todas las interacciones que muestra son frías como el hielo, haciendo palidecer a la propia Madonna con su “love doesn’t live here any more” ("el amor ya no vive aquí"). Esta vez, ni siquiera tuvo la oportunidad de instalarse.

Luego está la banda sonora (cortesía del polaco Wojciech Golczewski), que abarca todo lo que un sintetizador puede ofrecer, incluida una cierta dosis de cursilería. A pesar de los episodios de violencia exagerada, o la información de que “a las personas muertas se les pone la piel de gallina”, la película también muestra mucho dolor. Así como una interpretación etílica, cruda y conmovedora de "My Way" en un karaoke, ante la mirada molesta de un jefe despreciable.

Esta combinación convierte la película en algo más que una experiencia puramente estética, en parte gracias al gran trabajo del reparto (con Kate Dickie adoptando una forma casi diabólica de ojos muy abiertos). Lo cierto es que no todas las historias funcionan igual de bien, ni tienen el tiempo suficiente para transmitir el impacto adecuado, mientras que algunos puntos de la trama resultan un tanto familiares. Con todo, se trata de un debut muy interesante, que en medio de la locura (y las terribles dentaduras) logra capturar las frustraciones diarias y las relaciones rotas, mostrando algo que, tal y como están las cosas, podría suceder algún día. "Estoy despierto y no me gusta lo que veo", dice uno de sus personajes. Algo comprensible, ya que en este escenario, su día solo puede ir a peor. Un sentimiento que no será compartido por los espectadores de Moya.

Undergods es una coproducción entre Reino Unido, Bélgica, Estonia, Serbia y Suecia, escrita por Chino Moya y producida por Sophie Venner para Z56FILM, Velvet Films, Homeless Bob Production, Media Plus y Filmgate Films. La película fue realizada en colaboración con RSA Films, Scott Free Productions y Film i Väst.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy