email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VENECIA 2020 Semana Internacional de la Crítica

Crítica: Shorta

por 

- VENECIA 2020: Frederik Louis Hviid y Anders Ølholm ofrecen una dura historia de crímenes danesa con mensaje social, tomando prisioneros y mostrando poca misericordia

Crítica: Shorta
Simon Sears en Shorta

Los que busquen joyas entre las películas seleccionadas este año en la Semana Internacional de la Crítica del Festival Internacional de Cine de Venecia deben ver Shorta [+lee también:
tráiler
entrevista: Anders Ølholm y Frederik L…
ficha de la película
]
, el primer largometraje conjunto en la gran pantalla de los directores daneses Frederik Louis Hviid y Anders Ølholm. Y es una prueba sólida de lo lejos que ha llegado el cine policíaco nórdico en el último cuarto de siglo.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Hace 25 años, apareció una película granulosa y de bajo presupuesto en los cines daneses. Antes de esto, el género policíaco nacional contaba con actores destacados para interpretar a los sombríos sirvientes de la ley y el orden, que se enfrentaban a sus problemas familiares y con la bebida. Si bien algunas de estas producciones habían resultado convincentes, esta nueva película, Pusher, era diferente. Sus representaciones auténticas, crueldad violenta, desesperación y fuerza abrieron las puertas a un estilo nuevo. A partir de ese momento, como pueden corroborar los fanáticos de The Killing, El Puente y Los casos del Departamento Q, ese estilo ha sido constante y ha mejorado con el tiempo.

Lo mismo ocurre con Shorta, un proyecto conjunto entre Frederik Louis Hviid, director de la serie La ruta del dinero, y Anders Ølholm, guionista de Letters for Amina [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
y Antboy [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, que supone su debut como directores de cine. Estamos en la Dinamarca actual, una sociedad multicultural y segregada donde hay tensiones. Por razones que todavía desconocemos, un joven inmigrante de segunda generación que estaba bajo custodia policial está en coma. Mientras tanto, los agentes de policía Høyer (Simon Sears de Algo en que creer) y Andersen (Jacob Lohmann, de When the Dust Settles) hacen una patrulla de rutina en Svalegården, una especie de gueto donde la mayoría de la población es inmigrante. Cuando se anuncia la muerte del joven, empiezan los disturbios y el infierno. Nuestros dos antihéroes se encuentran atrapados y deberán caminar a través del fuego, el agua, el hormigón y la sangre para llegar al otro lado.

Shorta (que en árabe significa “policía”) ofrece una historia densa, con prisioneros y que muestra poca misericordia. Piedras y botellas vuelan por los aires, los tiroteos y las peleas cuerpo a cuerpo son violentos y numerosos, y un perro de pelea también muestra los dientes. Pero hasta un gueto de hormigón tiene su propio grupo de chicos buenos, que aparecen en unas escenas poéticas donde Andersen recibe un disparo y es ayudado por desconocidos, que ofrecen un rayo de luz en un túnel oscuro que parece interminable.

En cuanto a los aspectos técnicos, Shorta podría competir con películas de John Carpenter o Walter Hill, con la atmósfera de El Odio o Los Miserables [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Ladj Ly
ficha de la película
]
, y con un toque del perturbador sonido de Gaspar Noé en la música. Si bien el momento de estreno de la película, que coincide con las recientes protestas por George Floyd, puede parecer extraño, sus observaciones se pueden atribuir al astuto comentario social del director sobre unos incidentes que ocurren con frecuencia en estos tiempos.  

Shorta ha sido producida por la compañía danesa Toolbox Film. Charades gestiona los derechos.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy