email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

MILLENNIUM DOCS AGAINST GRAVITY 2020

Crítica: The Whale from Lorino

por 

- El concienciado documental observacional de Maciej Cuske sobre la vida del pueblo chukchi en el nordeste de Siberia ha sido uno de los premiados en el Millennium Docs Against Gravity

Crítica: The Whale from Lorino

El documental del cineasta polaco Maciej Cuske, The Whale from Lorino [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, que ha tenido su estreno mundial en IDFA y acaba de ganar el premio a la Mejor Producción de la competición polaca Smakjam en el Millennium Docs Against Gravity, es un épico documental antropológico de observación sobre la vida en la ciudad siberiana de Lorino.

El pueblo Chukchi, que habita en esta región del extremo noreste de Rusia, en el Estrecho de Bering, cree que la humanidad nació del matrimonio entre una madre primitiva y una ballena. Tras la apertura de la película, en la que una voz en off en lengua nativa nos cuenta este mito mientras observamos imágenes oníricas del océano tormentoso, pronto comprendemos y empatizamos de forma visceral con las condiciones de vida de los habitantes de Lorino. En un plano general, al menos una veintena de hombres, mujeres y niños están limpiando el cadáver de una ballena en una playa. Cortan la carne del animal y se la comen cruda.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

En la tienda local, regentada por una mujer rusa grande y honesta, los habitantes compran alimentos a crédito. Algunos de ellos viven en apartamentos monótonos en edificios residenciales de la época comunista, mientras que otros habitan casas más tradicionales, al estilo de una yurta e iluminadas con velas, donde comen y duermen en el suelo. Pero esto no es un ejemplo de pornomiseria, porque no hay desesperación. Los Chukchi han vivido de la misma forma durante siglos.

Cuske alterna entre imágenes del arduo trabajo que llevan a cabo los adultos para sobrevivir y escenas de los niños que intentan encajar en la educación reglada moderna, cuando preferirían jugar en campo abierto y trepar sobre gigantescos huesos de ballena, esparcidos por la hierba como restos de algún ritual olvidado hace mucho tiempo. Un fragmento sobre el deficiente desempeño escolar también refleja esta discrepancia, al igual que las imágenes postapocalípticas de la granja de pieles, donde los zorros se alimentan de la carne de ballena que arrojan sobre sus jaulas. En esta larga secuencia, Cuske filma primeros planos de sus hocicos cubiertos de barro mientras lamen los trozos ensangrentados que cuelgan sobre sus cabezas.

En esta parte reside toda la crítica social de la película. El emocionante y cinematográfico fragmento final, donde asistimos a la caza de ballenas, puede resultar repugnante para los espectadores modernos, a pesar de comprender su necesidad existencial. Estas imágenes recuerdan mucho a los cortometrajes documentales de Vittorio De Seta sobre la épica lucha entre los pescadores sicilianos y el implacable mundo natural en los años 50, haciendo que seamos plenamente conscientes del cambio de perspectiva.

El aspecto más político de la película se limita a mostrar la existencia de un busto de Lenin en la plaza del pueblo. La primera escena en la que vemos esta escultura muestra una fiesta de música electrónica surrealista, en la que encontramos a habitantes de Lorino de todas las edades bailando en la penumbra, desde adolescentes con sudaderas y gafas oscuras (que podríamos ver en una rave urbana en cualquier parte del mundo), hasta madres jóvenes con niños pequeños, e incluso un hombre distraído con el rostro curtido. En el siguiente fragmento, por la mañana, la plaza está vacía, salvo por una anciana con la que nos habíamos encontrado anteriormente en la tienda del pueblo, tirando de un carrito de la compra, mientras Lenin permanece impasible en el fondo.

En la película de Cuske, la paleta de colores del paisaje se ajusta a la naturaleza de la vida en Lorino: el cielo y el mar son grises, e incluso la hierba es más marrón que verde, mientras que algunos destellos ocasionales de la sangre roja de las ballenas reflejan la dinámica fragmentada de la existencia del pueblo Chukchi.

The Whale from Lorino es una coproducción entre las polacas Pokromski Studio y Telewizja Polska, que también se encarga de los derechos internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy