email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SAN SEBASTIÁN 2020 Competición

Crítica: Crock of Gold: A Few Rounds With Shane MacGowan

por 

- Julien Temple rinde homenaje al cantante de The Pogues con un documental que tiene la energía alcoholizada que tanto marcó a su protagonista

Crítica: Crock of Gold: A Few Rounds With Shane MacGowan

Por lo general, un documental que parece tambalearse al contar la historia de su protagonista, que salta a su antojo de la incoherencia a los momentos de lucidez, que vomita todo tipo de material documental imaginable (imágenes de archivo, animación, grabaciones de conversaciones y entrevistas directas, entre otros), sería considerado un desastre y enviado a pasar la noche en el calabozo. Pero este no es el caso. El director Julien Temple le ofrece a Shane McGowan, cantante de la legendaria banda irlandesa The Pogues, el homenaje que merece.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
LIM Internal

Crock of Gold: A Few Rounds With Shane MacGowan [+lee también:
entrevista: Julien Temple
ficha del filme
]
tuvo un buena excusa para celebrar su estreno en la competición del Festival de Cine de San Sebastián con una ronda de bebidas, y lo cierto es que la forma en la que está construida la obra parece una réplica de su protagonista. Los seguidores de MacGowan apreciarán la forma en la que Temple ha compuesto este retrato, aunque es difícil imaginar que el documental vaya a conseguirle nuevos fans al músico. Después de todo, su vida puede verse como una tragicomedia.

La historia comienza como todos los buenos relatos irlandeses: con un cuento de hadas. El director centra rápidamente la historia de MacGowan en torno a su mayor éxito, el hit navideño "Fairytale of New York". Es el primer tema que escuchamos, la canción que todo el mundo conoce y adora, pero pronto se revela como un cáliz envenenado. Es la canción que provocó la ruptura del artista, la que inició un año de conciertos con solo tres noches libres, donde MacGowan se sentía responsable por el bienestar de todos los que le rodeaban. Cuando llegamos al gran descenso, ha quedado claro que MacGowan es un poeta de un talento casi incomparable, cuyos logros creativos se apoyan en la bebida y las drogas, al igual que muchos de sus héroes literarios irlandeses.

Todos los que aparecen en las imágenes filmadas por Temple, como Johnny Depp, Bobby Gillespie, la hermana de Shane, Siobhan, su esposa Victoria Mary Clarke y su padre Maurice, hablan sobre él con aprobación y honestidad. Las mujeres aportan la mayor claridad, mientras su hermana se convierte en una especie de narradora sustituta. Temple muestra a MacGowan en su estado actual, después de años de hedonismo que han provocado que perdiese la batalla con su propio cuerpo, con la intención de servir como advertencia. No se necesitan palabras para explicar por qué MacGowan parece haber sufrido un derrame cerebral a sus 60 años. Encontramos todas las razones en las numerosas historias sobre sus noches de borrachera.

Temple también narra la historia de la relación entre Irlanda y Gran Bretaña a través de los ojos de MacGowan. La película presenta una fascinante conversación entre el líder de The Pogues y el exlíder del Sinn Féin, Gerry Adams, con el que MacGowan se encuentra en un pub cuando Adams se reunía con el entonces primer ministro británico Tony Blair. De esta forma, Temple se las arregla para vincular la política con las canciones. Otro aspecto a destacar es el empleo del material de archivo en la película, que se revela como un auténtico logro. Temple continúa así con su racha de películas musicales inimitables, que han impulsado su carrera en varios momentos desde su debut en 1979 con The Great Rock' n' Roll Swindle, y lo cierto es que Crock of Gold se encuentra entre las mejores.

Crock of Gold: A Few Rounds With Shane MacGowan es una producción de las británicas Nitrate Films e Infinitum Nihil. HanWay Films se encarga de las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy