email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

LONDRES 2020

Crítica: Mangrove

por 

- El nuevo trabajo de Steve McQueen es un asombroso retrato de la brutalidad policial en Gran Bretaña, poniendo en evidencia el problema del racismo institucionalizado

Crítica: Mangrove

Mangrove [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, que primero fue seleccionada en Cannes y ahora abre el Festival de Cine de Londres, es la mejor película de Steve McQueen (con diferencia). La sombra del incendio de la Grenfell Tower se cierne sobre su magnífico retrato de los Mangrove Nine, un grupo de ciudadanos negros juzgados por “disturbios y peleas” después de una protesta contra la violencia policial que tuvo lugar el 9 de agosto de 1970 en North Kensington, un suburbio donde residían inmigrantes caribeños. Fue el primer reconocimiento judicial de conducta motivada por el odio racial en la Policía Metropolitana. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

En la representación de las calles, que incluye vestuario de época y coches, y es bastante precisa a nivel histórico, se puede ver una torre a medio construir en Lancaster West Estate. En realidad, la construcción de la Grenfell Tower empezó en 1972, pero la imagen del rascacielos a medio construir es un recordatorio constante de que los problemas de opresión estatal de las minorías están tan presentes en la actualidad como lo estaban en la época que tan bien refleja la película, cuando el barrio había sido renovado y contaba con viviendas sociales de nueva construcción y autovía con medianera.

Mangrove es un relato inspirador sobre la lucha de la comunidad negra (con valor, determinación, decencia y tretas) para establecerse en Inglaterra, un país desesperado por atraer ciudadanos de la Commonwealth para hacer trabajos de baja cualificación después de la Segunda Guerra Mundial, que se encontraron con el racismo y la violencia policial.  

McQueen empieza con Frank Crichlow (Shaun Parkes) abriendo el restaurante de Mangrove en 1968. Sus platos de comida picante de las Indias Occidentales lo han convertido en punto de reunión para la comunidad negra, pero también en un objetivo del agente de policía racista Pulley (Sam Spruell), que lidera una serie de redadas policiales destinadas a arruinar el negocio e intimidar a quienes lo frecuentan. Una escena termina con un colador balanceándose en el suelo de la cocina, y McQueen alarga la toma para lograr la contemplación y la pausa que el público necesita, pero que los protagonistas no tienen.  

Después de las redadas, se decide hacer una manifestación, cuyos protagonistas son presentados con cariño por McQueen: su vida doméstica y el activismo, en el pub o en el Mangrove, van unidos. En general, las interpretaciones son muy buenas, pero entre los Mangrove Nine destacan Letitia Wright, que interpreta a la activista Pantera Negra Altheia Jones-LeCointe, y Malachi Kirby, que encarna al intelectual y comentarista político Darcus Howe. La policía ataca a los manifestantes, pero son estos últimos quienes deben hacer frente a las acusaciones. Las escenas del restaurante y de la calle rememoran lo ocurrido a través de la sorprendente cinematografía en 35 mm de Shabier Kirchner, acompañada de la música de Mica Levi.

Las escenas del juicio y el uso de fotografías de la época derriban las estructuras institucionales que en ocasiones dan lugar a injusticias relacionadas con los prejuicios, como ocurría en To Encourage the Others, de Alan Clarke (1972). El juez Edward Clarke, interpretado por Alex Jennings, es un personaje terco que parece intentar engatusar al jurado para que apoye la acusación.

Es la primera vez que McQueen hace un largometraje sobre la vida de los británicos negros, y la buena noticia, dado este alto nivel, es que saldrán cuatro más en 2020. Mangrove es una de las cinco películas hechas por la BBC y Amazon bajo el alias “Small Axe”, que tratarán momentos importantes de la historia de la Gran Bretaña negra.

Mangrove ha sido producida por Steve McQueen, para su compañía, la británica Lammas Park, y por Tracey Scoffield y David Tanner, de la británica Turbine Studios, junto con Lucy Richer para BBC One y Rose Garnett para BBC Films. Amazon Studios la ha coproducido en Estados Unidos. BBC Worldwide gestiona las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy