email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

JIHLAVA 2020

Crítica: A New Shift

por 

- La cinta de Jindřich Andrš, que ha inaugurado Ji.hlava, es un ligero y cálido documental que sigue a un minero de Silesia que se prepara para ser informático tras el cierre de su mina de carbón

Crítica: A New Shift

El primer largometraje documental del cineasta checo Jindřich Andrš, A New Shift [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, que acaba de tener su estreno mundial como cinta de apertura del Festival de Cine Documental de Ji.hlaval, además de competir en la nueva Golden Section del DOK Leipzig, es una obra cálida y ligera que, a pesar de todo, explora temas de gran relevancia social que afectan a todo el mundo industrializado.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Tomaš es un minero de 44 años cuya mina de carbón en Silesia acaba de cerrar, lo que le obliga a buscar un nuevo trabajo. Opta por volver a formarse como programador informático a través de "New Shift", un programa subvencionado por el gobierno. Empieza con entusiasmo, cortándose el pelo, mudándose a un nuevo piso y encontrando una novia a través de una web de citas online.

Tomaš es un hombre simpático, sencillo y con los pies en la tierra, que disfruta viendo los partidos de su equipo de fútbol local, Branik, yendo a conciertos de punk y bebiendo cerveza. Sigue frecuentando el mismo pub con sus amigos de la mina y su hermano mayor, con quien parece mantener cierta competición. Todos le recuerdan una y otra vez que sus posibilidades de encontrar trabajo en informática son escasas. Las generaciones más jóvenes, los llamados nativos digitales, han estado en contacto con ordenadores desde la infancia, mientras que él pasó 25 años bajo tierra.

Aún así, Tomaš sigue enviando su curriculum a varias empresas de informática, donde siguen rechazándolo. Al mismo tiempo, su hija (también tiene dos hijos), a quien paga una pensión alimenticia todos los meses, le recuerda que el novio de su madre la mantendrá si Tomaš no encuentra trabajo. A medida que aumenta la presión, aunque solo sea en su cabeza, nuestro héroe acepta un trabajo que odia en el almacén de una fábrica. Sin embargo, parece que surgen algunas oportunidades en el mundo de las TIC...

La primera parte de la película es sin duda la más cinematográfica, en la que asistimos al último turno de Tomaš en la mina: los rostros de los mineros cubiertos de hollín, los ruidos industriales, los ascensores que avanzan rápidamente y los carros cargados de carbón en la penumbra aportan una buena dosis de cine. A continuación, la película de Andrš presenta un marcado contraste: un aula de informática en la Universidad Técnica de Ostrava.

Siguiendo de cerca a su protagonista con la cámara en mano (cortesía del director de fotografía Tomáš Frkal), el director opta por escenas exteriores brillantes, cuando la acción no tiene lugar en oficinas impecables a las que Tomaš acude para realizar entrevistas de trabajo, o en su pub habitual. Esto mantiene una atmósfera ligera, junto con el espíritu positivo del protagonista, a pesar de los numerosos obstáculos que encuentra en su camino.

No obstante, A New Shift también ofrece al público una gran oportunidad para volver a examinar preguntas interesantes sobre la automatización del trabajo y sus efectos en la sociedad. Del mismo modo, presenta un mensaje más universal sin llegar a ser sentimental: que la nueva era tecnológica no tiene por qué significar necesariamente el fin de todo lo antiguo... Y que un perro viejo aún puede aprender nuevos trucos, si se le da la oportunidad.

A New Shift es una coproducción entre las checas moloko filmCzech TelevisionFAMU y Studio Bystrouška.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy