email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PELÍCULAS / CRÍTICAS Armenia / Lituania / Alemania / Francia / Estados Unidos / Bulgaria / República Checa / Italia

Crítica: Gate to Heaven

por 

- El tercer largometraje de Jivan Avetisyan es una cinta bélica ambientada en la Guerra de los Cuatro Días en Nagorno Karabaj el 2016

Crítica: Gate to Heaven

Hemos tenido la suerte de ver la última película de Jivan Avetisyan. Aunque su estreno estaba previsto durante el Festival Internacional de Cine de Moscú de este año, el drama bélico internacional Gate to Heaven [+lee también:
entrevista: Jivan Avetisyan
ficha del filme
]
fue eliminado de la sección no competitiva "para evitar enfrentamientos entre armenios y azerbaiyanos en Moscú", como una "medida de prevención vinculada directamente al conflicto de Karabaj", tal como informó en septiembre Kirill Razlogov, director de programación del festival. Antes de trabajar en este proyecto, el cineasta armenio nacido en Gyumri dirigió más de 20 documentales y cortometrajes, así como dos largos: Tevanik y The Last Inhabitant.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La historia, escrita por el propio director, está ambientada en abril de 2016 y sigue las vicisitudes de Robert Sternwall (Richard Sammel), un periodista de guerra y talentoso fotógrafo alemán que trabaja para el Berlin Post. El protagonista se entera de la reanudación de las acciones militares en Nagorno-Karabaj y abandona su país para cubrir el conflicto. A través de sus investigaciones, Robert conoce a la cantante de ópera Sophia Marti (Tatiana Spivakova), la hija de Edgar Martirosyan, un hombre al que abandonó en cautiverio en 1992. A medida que surge el amor entre ellos, un sentimiento de culpabilidad se apodera lentamente de Robert, que deberá enfrentarse a sus acciones pasadas. Mientras tanto, su editor le encarga que prepare una gran exposición para celebrar su trabajo como fotoperiodista, que tendrá lugar en Berlín.

El aspecto más llamativo del trabajo de Avetisyan es sin duda la profundidad psicológica de sus protagonistas, en particular Robert y Sophia. Él es un veterano en su campo, incapaz de alcanzar un equilibrio entre la vida laboral y la personal, tremendamente obstinado y caracterizado por una personalidad compleja; mientras tanto, Sophia se muestra en toda su fragilidad y parece creer en el poder curativo de la música. Su romance no está edulcorado, pero cuenta con el nivel adecuado de ternura y pasión para resultar creíble. En términos más generales, los personajes principales se ven respaldados por interpretaciones sólidas del resto del elenco. En este sentido, cabe destacar el trabajo de Sos Janibekyan (que interpreta a un periodista local que acompaña a Robert durante su investigación), Leonardas Pobedonoscevas (la pareja de Sophia) y Benedict Freitag (el editor jefe de Robert), cuyas breves pero incisivas apariciones contribuyen a revelar parte de las historias de fondo de los dos protagonistas. La resolución de la trama resulta convincente, y cuenta con una buena dosis de melancolía y poesía. A lo largo de la película, la guerra está presente como telón de fondo, como una especie de catalizador capaz de desestabilizar a todos los personajes y despertar sus luchas personales.

La narración y la intensa profundidad psicológica del drama se ve reforzada por una banda sonora apasionante compuesta por el italiano Michele Josia, así como una hermosa dirección de fotografía a cargo del lituano Rytis Kurkulis, excelente para representar el contraste entre la tierra árida de Nagorno-Karabaj, devastada por la guerra, y las impresionantes y cálidas escenas ambientadas en entornos rurales y urbanos, donde aún se pueden experimentar preciosos momentos de normalidad y amor.

Gate to Heaven es una producción de Fish eye Art Cultural Foundation (Armenia), Artbox Production House (Lituania), 7 Morgen Filmproduktion (Alemania), Glaam Media Invest (Francia), ARTsakh Arts and Cultural Foundation (Estados Unidos), Timeless Production Group (Bulgaria), The Lab – a Media Production Company (República Checa) y Ala Bianca SRL (Italia). La compañía parisina MPM Premium se encarga de las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy