email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BLACK NIGHTS 2020 Competición

Crítica: On the Water

por 

- La nueva película de Peeter Simm es una agradable comedia dramática, caracterizada por un caprichoso sentido del humor y un carismático joven protagonista

Crítica: On the Water

Peeter Simm vuelve a la gran pantalla con On the Water [+lee también:
tráiler
entrevista: Peeter Simm
ficha del filme
]
, un relato iniciático en forma de comedia dramática, que se ha proyectado en la sección más competitiva del Festival Black Nights de Tallín. Veterano del cine estonio y graduado en la Universidad Panrusa Guerásimov de Cinematografía, el director nacido en Kiviõli alcanzó la fama con su primera película, Ideal Landscape, que estuvo prohibida durante la Unión Soviética y está considerada una de las mejores películas estonias de todos los tiempos.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La historia de On the Water está basada en el libro homónimo de Olavi Ruitlane (que también ha escrito el guion) y gira en torno a las aventuras y desventuras de un simpático adolescente llamado Andres (muy bien interpretado por Rasmus Ermel), que vive con su afectuosa abuela (Maria Klenskaja) y un abuelo cínico y gruñón (Kalju Orro) en la Estonia rural de 1982, al final del mandato de Leonid Brézhnev. La ausencia de una figura materna desempeña un papel fundamental en la película.

Al principio, nos enteramos de que su madre está en Suecia. A veces, Andres la ve en sus visiones y el parecido de su madre con Agnetha Fältskog, de Abba, es explotado con simpatía. Andres, al igual que otros protagonistas de relatos iniciáticos, se enfrenta a los problemas propios de su edad: acoso escolar, presión de grupo, pubertad y problemas en el colegio. Sus únicos amigos son la caña de pescar, los libros y los “niños grandes” que viven en su barrio. Pescar y pasar tiempo con ellos representan para el chico una manera de salir de la monotonía de su vida cotidiana.

Aunque los temas de la película no son muy originales, tres elementos la hacen destacar con respecto a otras producciones del género: la ambientación en la Estonia soviética, la curiosidad por un relato iniciático, que se refleja en un excelente diseño de producción; las numerosas referencias a comedias soviéticas de los años 70 y 80, visibles en cuestiones de estilo, ritmo y comedia; y la presencia esporádica pero efectiva de humor negro.

La intervención de varios personajes extravagantes (entre ellos, dos de los “niños grandes”: Kolla el raro y adorable amigo de Andres, interpretado por Aarne Soro; y el exconvicto Valter, interpretado por Marko Matvere) funciona bien y ofrece muchos momentos divertidos. Poco a poco, Andres adquiere fuerza y carisma, y es fácil empatizar con él, mientras lucha por encontrar su lugar en el mundo y ganarse el respeto de los adultos y de los demás adolescentes de su comunidad.

En resumen, la nueva película de Simm es un relato iniciático en forma de comedia dramática que puede satisfacer con sus temas atractivos a los espectadores jóvenes de los países postsoviéticos, así como a sus padres con su delicado toque nostálgico de una época no tan lejana. El largometraje de 106 minutos es denso, con desventuras tragicómicas, gags hilarantes, hormonas descontroladas, travesuras (no tan) infantiles, pero también momentos conmovedores que resaltan la importancia del amor y la amistad.

On the Water ha sido producida por Filmivabrik, con sede en Tallín.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy