email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PELÍCULAS / CRÍTICAS Irlanda / Reino Unido / Canadá

Crítica: The Nest

por 

- Jude Law y Carrie Coon interpretan a una pareja infeliz que intenta vivir la gran vida en los años 80, en el esperado largometraje de Sean Durkin tras Martha Marcy May Marlene

Crítica: The Nest
Carrie Coon y Jude Law en The Nest

Quizás existan unos pocos actores en cada país capaces de mejorar cualquier película que hagan. Carrie Coon, la clave de esta producción entre Europa y Canadá, se acerca cada vez más a dicho grupo. En The Nest, uno de sus primeros papeles protagonistas en el cine después de su éxito en Fargo y The Leftovers, su camaleónica interpretación casi puede salvar de la banalidad a este melodrama sólido y predecible. The Nest supone el regreso tardío de Sean Durkin, cuya primera película, Martha Marcy May Marlene, hizo arder el circuito de festivales hace casi una década. Su nueva película se estrenó en Sundance 2020 y ha estado recorriendo Europa durante la segunda parte del año. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Coon comparte protagonismo con Jude Law, una presencia más habitual en nuestras pantallas, cuya experiencia le ha dado versatilidad. En sus papeles para directores consagrados como Paolo Sorrentino y Steven Soderbergh, encaja bien en el gran diseño de una película, pero en The Nest lo dejan libre, como si masticara los accesorios cuidadosamente seleccionados de las paredes. En la línea de su personaje, un prodigio de las finanzas de los años 80, su presencia en la pantalla transmite una energía cocainómana, aunque nunca lo vemos consumiendo drogas o bebiendo demasiado. En su problemático “nido” familiar, su esposa y sus hijos adolescentes están medicados con varios estimulantes, y quizás tengan mayor poder que él.

The Nest cumple al pie de la letra los requisitos necesarios para una coproducción internacional: estar ambientada en Estados Unidos (aunque grabada en Canadá) y Reino Unido. The Nest, inspirada en la infancia del director y en las dificultades de adaptarse a un nuevo estilo de vida, muestra a la familia protagonista, los O’Hara, mudándose de Nueva York a una mansión del siglo XVII en Surrey, mientras papá Rory (Law) vuelve a casa para una nueva oportunidad en su antigua empresa. El personaje de Coon, Allison, una profesora de equitación que se siente apartada de su estilo de vida más equilibrado y modesto, y sus pobres hijos, Sam (Oona Roche) y Ben (Charlie Shotwell), deben integrarse en una nueva escuela y en un nuevo grupo de amigos. 

Rory es un mentiroso compulsivo y un optimista que roza el delirio. Se comporta de forma temeraria en su nuevo trabajo, donde intenta invertir en la famosa desregulación del sector de Londres, más conocido como Big Bang, durante el mandato de Thatcher. Poco a poco, Allison se convierte en una ama de casa atormentada propia de los dramas psicológicos de Polanski o Cassavetes, y la trayectoria de la película se inclina hacia una tragedia predecible. 

En esta película poderosa pero con defectos, Durkin evoca una fuerza dramática en las secuencias entrelazadas del final del tercer acto, en gran parte provocada por la rebelión gradual de Coon contra el controlador y bienintencionado Law. Sin embargo, a lo largo del relato, el diálogo y las imágenes tienen una calidad excesivamente esquemática, concisa y tomada de películas más ricas y convincentes. A menudo, el personaje de Coon aparece solo cuidando de su adorado caballo ̶su marido le ha prometido que construirá un establo en su nueva finca ̶, algo que podría denominarse “simbolismo” por cómo refleja el destino de sus dueños. Aunque los O’Hara reprimen sus emociones conforme a los estereotipos británicos, el caballo relincha ruidosamente en el exterior, como si expresara lo que no se dice. 

The Nest es una coproducción entre Reino Unido, Irlanda y Canadá. Ha sido producida por BBC Films, Element Pictures y Elevation Pictures. FilmNation Entertainment gestiona las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy