email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

IFFR 2021 Competición Tiger

Crítica: Gritt

por 

- En su primer largometraje, la directora noruega Itonje Søimer Guttormsen defiende la idea de ser Lilit, y nunca Eva

Crítica: Gritt
Birgitte Larsen en Gritt

Gritt [+lee también:
tráiler
entrevista: Itonje Søimer Guttormsen
ficha del filme
]
, de Itonje Søimer Guttormsen (presentada en la Competición Tiger del IFFR y en el Festival de Cine de Göteborg tras su estreno en Tromsø), empieza pareciéndose mucho a otra de esas historias sobre una actriz en apuros. Inicialmente, la cinta se prodiga en conversaciones pretenciosas, donde los interlocutores tratan desesperadamente de introducir la palabra "meta" en cada oración. Sin embargo, la historia se deshace rápidamente de cualquier pretensión, y de las menciones a una monstruosidad llamada Three Colours of Ibsen, para emprender una búsqueda delirante, pero que transmite una sensación real y envolvente.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
series serie

Esto no quiere decir que su protagonista deje de resultar molesta. La Gritt de Birgitte Larsen es un auténtico panorama: frustrada y completamente arruinada, deambulando por la ciudad sin nada más que su equipaje, y enemistándose rápidamente con cualquier anfitrión dispuesto a acogerla. Es fascinante observarla, desesperada por conseguir cualquier tipo de reconocimiento, sin llegar a ser del todo vanidosa, o esparciendo la sangre de su menstruación por las paredes sin pestañear. El personaje destaca por su mirada nerviosa, sus delgadas extremidades y sus grandes ideas, como su proyecto sobre “La Inflamación Blanca”, centrado en la apatía e incapacidad de actuar, que supuestamente cubre Escandinavia como un velo, por lo que a nadie le interesa realmente.

A pesar de que Gritt habría funcionado mejor como una miniserie (de hecho, ya está dividida en capítulos), sigue siendo un retrato divertido y conmovedor de una mujer que, a pesar de ser un auténtico desastre, está satisfecha con ello. En ese sentido, Guttormsen parece interesada en continuar con la tendencia perfeccionada recientemente por Fleabag. En este caso, es más fácil encontrar una cafetería con conejillos de indias que cualquier señal de un futuro estable, aunque al menos no hay problemas románticos de los que preocuparse. Dicho sin rodeos, Gritt ya tiene suficientes cosas en la cabeza. Está “trabajando en un ritual", tratando de poner en marcha su proyecto con refugiados y, en un giro de los acontecimientos, acaba pidiendo ayuda a un sorprendente aliado: Lilit, la presencia demoníaca conocida como la primera esposa de Adán, que optó por huir en lugar de pasar un día más con él en el Paraíso.

En la película suceden muchas cosas, a veces demasiadas, pero gracias a Larsen, es fácil olvidarse de que estamos ante una interpretación y no una persona real. Es como ese amigo al que no puedes soportar durante mucho tiempo, pero al que es imposible olvidar, porque se atreve a hacer cosas que la mayoría de nosotros ni siquiera nos planteamos, ya sea por determinación o por inconsciencia. En cualquier caso, ella va a por todas, y cuando por fin alcanza algún tipo de paz, se vuelve aún más compleja. Como Guttormsen tiene intención de retomar el personaje en el futuro, siguiendo la línea de este trabajo y de su cortometraje anterior, quién sabe a dónde la llevará esta nueva calma. A ella y a su equipaje, por supuesto.

Gritt es una producción de la noruega Mer Film (que también se encarga de las ventas internacionales), coproducida por la propia directora para Andropia.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy