email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SUNDANCE 2021 Competición World Cinema Documentary

Crítica: Misha and the Wolves

por 

- En su título de la Competición World Cinema Documentary, Sam Hobkinson demuestra que cuando algo parece ser demasiado para bueno para ser verdad, suele ser así

Crítica: Misha and the Wolves

“He vivido un estado de culpa y ansiedad durante el último año. No porque sintiera que estaba haciendo algo mal, sino porque siempre tenía miedo de ser descubierta,” afirma la Lee Israel interpretada por Melissa McCarthy en otra historia de la falsificación literaria, ¿Podrás perdonarme algún día? Aunque se trate de un sentimiento reflejado en Misha Defonseca, quien en la década de los 90 engañó al mundo con sus recuerdos del Holocausto que más tarde resultaron ser falsos, no se resuelve realmente en Misha and the Wolves [+lee también:
tráiler
entrevista: Sam Hobkinson
ficha de la película
]
de Sam Hobkinson, proyectada en la Competición World Cinema Documentary en el Festival de Sundance. Sin embargo, Hobkinson parece divertirse destapando el escándalo que enfureció a tanta gente.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Están enfadados sobre todo porque fueron engañados y otros también llegaron a verlo. La mayoría de los entrevistados aún parecen estar avergonzados por haber sido tan ingenuos. Defonseca, una inmigrante belga que llegó hasta Massachusetts, afirmó que fue separada de sus padres judíos durante la guerra y después trató de encontrarlos por su cuenta, escondiéndose de los nazis en los bosques, sin nadie más que una manada de lobos como compañía. Hasta aquí, todo era muy El Libro de la Selva, y aun así tocó de inmediato la fibra sensible. Escuchar esta cacofonía de voces, preguntándose en voz alta cómo la han podido creer, puede llegar a cansar. “¿Por qué no la creerían?” sería una pregunta más apropiada. Después de todo, creer en afirmaciones absurdas es la actividad cuotidiana de todos.

Una vez se comprometió de verdad, Defonseca estaba allí para dar el espectáculo, poniendo cierto límite solo al hablar con Oprah Winfrey. Puedes fingir tu ascendencia y reescribir la historia de tu familia, pero no puedes mentir a Oprah. Su caso realmente dice mucho sobre la necesidad de maquillar las historias, incluso las del Holocausto, ya que de lo contrario no le importarían a nadie. Pero una vez entran los lobos, ya estamos creando un negocio. No obstante, la película de Hobkinson, la cual honestamente no es tan profunda, parece centrarse más en por qué la gente la compraría que en la propia historia de esta señora, aunque también se analiza, gracias a su propia Miss Marple.

Todo parece un poco una partida por la tarde de un juego de misterio sobre asesinatos, con los participantes clasificados según su papel: está el profesor, el genealogista, pero por desgracia no hay mayordomo. Es un método divertido que nos ayuda a olvidar algunas recreaciones ridículas y facilita la visualización, a pesar de sus raíces en el Holocausto, pero también lleva la película hacia el mundo de la televisión. Incluso con el sello de Sundance, Misha and the Wolves se queda en algo más bien pequeño. Defonseca pasa a un segundo plano, reducida a unas conclusiones obvias que la pintan tanto de víctima como de villana. Quizás siga perdida en esos bosques con los lobos.

Misha and the Wolves ha sido producida por las compañías británicas Arts Alliance, Met Film Production and Bright Yellow Films,  y las compañías belgas Las Belgas y Take Five. MetFilm Sales se ocupa de sus ventas.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés por Eva Martínez)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy