email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

IFFR 2021 Competición Tiger

Crítica: Landscapes of Resistance

por 

- En su segundo largo documental, la directora serbia Marta Popivoda crea un inspirador trabajo que conecta dos periodos diferentes en la historia que comparten el mismo enemigo, el fascismo

Crítica: Landscapes of Resistance

La cineasta serbia afincada en Berlín Marta Popivoda y su coguionista y compañera de vida Ana Vujanović se dieron a conocer en el año 2013 con el documental Yugoslavia, Or How Ideology Moved Our Collective Body, una obra compuesta por material de archivo presentada en la sección Berlinale Forum. Su nuevo documental, Landscapes of Resistance [+lee también:
tráiler
entrevista: Marta Popivoda
ficha de la película
]
, que acaba de tener su estreno mundial en el Festival Internacional de Cine de Róterdam, también trata un aspecto clave de la creación de su antiguo país, pero de una manera completamente diferente: mientras que Yugoslavia era formalmente rígida y algo académica, Landscapes destaca por su espíritu y emoción.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Esto se debe en parte a la estructura increíblemente lograda de la película, formada por múltiples capas que resultan fáciles de seguir, pero principalmente a su particular protagonista. Sonja Vujanović es la abuela de Ana, comunista durante toda su vida, combatiente partisana y superviviente de Auschwitz. La mujer relata sus experiencias vitales, como ser expulsada del instituto por "relacionarse con las juventudes comunistas" (en ese momento, Yugoslavia todavía era una monarquía), unirse a la resistencia, atacar un tren alemán, ser capturada y torturada por la Gestapo y terminar en un campo de concentración en Belgrado antes de ser enviada a Auschwitz. Nada de esto resulta novedoso per se, sin embargo, la forma realmente cinematográfica en que la anciana cuenta estas historias sí lo es.

Esta vez no había ninguna razón para que Popivoda emplease material de archivo. En su lugar, combina estas historias, a menudo narradas mediante voz en off, con imágenes de los lugares que fueron testigos de estos eventos. Ninguno de ellos aparece señalado con un texto, pero eso no importa. Lo realmente importante es la forma exquisita en la que están filmados por el director de fotografía Ivan Marković (quien ya demostró su talento para encontrar imágenes fascinantes en objetos y lugares aparentemente ordinarios en Estaba en casa, pero… [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Angela Schanelec
ficha de la película
]
, de Angela Schanelec, así como en su propio debut como director, From Tomorrow on, I Will [+lee también:
crítica
tráiler
ficha de la película
]
) y editados mediante fundidos cruzados por Jelena Maksimović, la montadora serbia más talentosa de la actualidad.

Maksimović crea un ritmo sereno y tranquilo que nunca resulta excesivo, con frecuentes períodos prolongados de silencio acompañados simplemente por el excelente diseño de sonido naturalista de Jakov Munižaba. Normalmente, estos momentos tienen lugar después de segmentos particularmente impactantes de la historia de Sonja, aportando al espectador un tiempo para reflexionar y asimilarlos.

Popivoda logra conectar la época y el conflicto de su protagonista con su propia realidad, a través de cartas y anotaciones en un diario que aparecen impresas en blanco sobre las imágenes. Estas se relacionan con el auge actual del fascismo, pero también con la forma en que los Balcanes han sido apartados cada vez más hacia los márgenes culturales y económicos de Europa. Lo más significativo es que Popivoda, Vujanović y posiblemente todo el equipo provienen del mismo lugar que Sonja: cuando la pareja se mudó a Berlín, ella les escribió una carta diciendo: "No me importa que os hayáis ido con los alemanes. Después de todo, no fuimos torturados por los alemanes, sino por los nazis".

Resulta inspirador comprobar que este genuino espíritu comunista, abierto y tolerante (en contraposición a sus mutaciones totalitarias), que antepone la humanidad a la ideología o la nacionalidad, aún persiste en la actualidad. Por otro lado, el hecho de que tengamos que recordarnos quiénes son los verdaderos héroes es realmente preocupante. Precisamente por eso tenemos a Popivoda, Vujanović y muchos otros cineastas balcánicos que mantienen encendida la llama a pesar de ser constantemente saboteados y considerados traidores por los gobiernos corruptos y egoístas de sus propios países.

Landscapes of Resistance es una coproducción entre la serbia Theory at Work y la francesa Bocalupo Films.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy