email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BERLINALE 2021 Panorama

Crítica: Copilot

por 

- BERLINALE 2021: La tercera película de Anne Zohra Berrached es un trepidante drama protagonizado por Roger Azar y Canan Kir

Crítica: Copilot
Roger Azar y Canan Kir en Copilot

Copilot [+lee también:
tráiler
entrevista: Anne Zohra Berrached
ficha del filme
]
, de Anne Zohra Berrached, es uno de los títulos que participan en la sección Panorama de la Berlinale de este año. Se trata del tercer largometraje de la directora alemana, tras debutar en 2013 con Two Mothers [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
en la sección Perspektive Deutsches Kino y estrenar 24 Weeks [+lee también:
crítica
tráiler
Q&A: Anne Zohra Berrached
ficha del filme
]
en la competición oficial de la Berlinale y ganar con ella el premio a la segunda mejor película del año en los Premios del Cine Alemán.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
series serie

El drama, escrito por la propia realizadora nacida en Erfurt y por Stefanie Misrahi, empieza a mediados de la década de los noventa y nos muestra lo que en principio parece ser una clásica historia de amor entre los dos protagonistas, Asli (interpretada por la maravillosa Canan Kir) y Saeed (retratado de manera convincente por Roger Azar). La pareja se conoce durante una fiesta en una residencia de estudiantes gracias al típico juego de la botella. Ella parece quedarse profundamente fascinada por el carisma y la seguridad que irradia Saeed. Transcurrido un tiempo, ambos se casan en secreto ya que la madre de Asli se opone tajantemente a su relación. Los jóvenes se prometen amor eterno y, en una escena algo manida pero no por ello poco disfrutable, Saaed revela a Asli cuál es su gran sueño: ser piloto. Sin embargo un día el chico desaparece de manera misteriosa y Asli se queda sin saber el porqué. Este hecho traumático se convierte en el catalizador de lo que sigue a continuación, una película totalmente diferente cuya intensidad emocional y hondura van en aumento a cada escena que pasa.

Las turbulentas vicisitudes de la pareja, narradas en el transcurso de pocos años, abren la puerta a distintas capas temáticas. Si bien la más evidente es la de su romance, tierno a la par que problemático, Copilot también demuestra ser una historia sobre choques socioculturales sin resolver, sobre cuestiones de confianza, sobre familias matriarcales, sobre la fe musulmana y la transición a la edad adulta. El principal punto de inflexión de la película, que no descubriremos para no aguar la sorpresa al espectador, altera el orden de todo lo preestablecido hasta entonces por la narración. A algunos el giro no les pillará por sorpresa, pero aun así no despegarán la vista de la pantalla porque es posible que resulte más interesante observar las consecuencias del hecho que el hecho en sí.

Por suerte, esta complejidad narrativa encuentra acomodo entre los espectadores gracias a unas interpretaciones excelsas y a unos diálogos sólidos. El intenso trabajo de profundización de los personajes que lleva a cabo la directora se hace palpable a través de un gran lujo de detalles, como por ejemplo a través de las conversaciones casuales que plasman los distintos puntos de vista y visiones de la vida que tiene la pareja o de la percepción que Asli desarrolla de sí misma, algo que percibimos por medio de uno o varios doppelgängers puntuales. 

Asimismo, la narración se beneficia notablemente de una cautivadora banda sonora compuesta por Evgueni y Sacha Galperine y de la cuidada fotografía coreografiada por Christopher Aoun (The Man Who Sold His Skin [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Kaouther Ben Hania
ficha del filme
]
, Capernaum [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
). La cámara suele seguir a poca distancia a los dos personajes principales y nos ofrece numerosos momentos sorprendentemente íntimos, como por ejemplo su matrimonio secreto en la mezquita y su primera noche juntos. Con estos mimbres, Berrached nos envuelve en una trepidante historia y plasma su excelente conocimiento del oficio de la interpretación.

Copilot cuenta con el apoyo de las productoras alemanas Razor Film y Zero One Film y de la francesa Haut et Court. Sus ventas mundiales son responsabilidad de The Match Factory, con sede en Colonia.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés por Marcos Randulfe)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy