email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BERLINALE 2021 Competición

Crítica: Forest – I See You Everywhere

por 

- BERLINALE 2021: Bence Fliegauf vuelve a la competición con su séptimo largometraje, una continuación implacablemente oscura y desoladora de su debut, Forest

Crítica: Forest – I See You Everywhere

El director húngaro Bence Fliegauf, un habitual de la Berlinale, regresa a la competición oficial del festival con Forest – I See You Everywhere [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, presentada como una secuela independiente de su cinta Forest. Al igual que la película de 2003, el último largometraje del director es un drama coral que narra siete historias (o, mejor dicho, seis y media) que tratan sobre las emociones que no queremos sentir.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Ambientada aparentemente durante una misma noche en varios apartamentos, la cinta comienza con una adolescente que culpa a su padre por la muerte de su madre. Su respuesta hace que este sea probablemente el episodio más brutal de la película.

A continuación, vemos a una joven que sufre un ataque de celos porque su novio le presta una cámara a otra chica llamada Anna, con quien le fue infiel en una ocasión. Al hombre le preocupa que Anna haya desaparecido, pero su novia lo toma como otra transgresión, hasta que un giro inesperado revela toda la verdad.

En la tercera parte, probablemente la más desoladora, una pareja con una diferencia de edad de 30 años tiene problemas para concebir un hijo. El hombre, mayor que ella, tiene prisa por conseguirlo, mientras que la joven prefiere esperar antes de volver a intentarlo. No obstante, hay un elemento clave que preferimos no revelar.

El cuarto segmento se centra en un anciano, exadicto a la heroína, sumido en la desesperación a causa de una operación de cirugía, mientras insiste en descubrir un supuesto romance entre su joven esposa y su hijo mayor. Este es el episodio menos emotivo y envolvente de todos.

El quinto fragmento es el más atractivo y satisfactorio, así como el menos oscuro. Una madre religiosa quiere que su hijo abandone los juegos de rol, ya que cree que es una puerta de entrada al demonio, pero el joven acaba desmantelando su hipocresía cristiana.

En la sexta parte, probablemente la más emotiva, un par de amigos (o tal vez amantes) intentan convencer a un antiguo sicario de que mate a un curandero al que considera responsable de la muerte de su exnovia. El hermano de la chica, así como miembros de otras 13 familias, padecen cáncer y están siendo estafados por este monstruo. No obstante, la situación no es tan sencilla como parece.

A modo de epílogo, la película cuenta con un segmento corto protagonizado por una niña y su abuelo moribundo, el único que ofrece algo de luz en esta obra incesantemente oscura y difícil.

Ambientada casi en su totalidad en interiores, la producción cuenta con una dirección de fotografía pulcra y convincente a cargo de Mátyás Gyuricza y Ákos Nyoszoli, que se basa en tomas largas y primeros planos. La edición de Terence Gabor Gelencsér está diseñada para incrementar gradualmente la tensión antes del clímax de cada segmento, al igual que la banda sonora, nuevamente a cargo del director, junto a Tamás Beke y Péter Fancsikai.

En general, las interpretaciones son increíblemente intensas, destacando el trabajo de Juli Jakab en la segunda parte, Gábor Terence Gelencsér en la sexta y Zoltán Pintér, que interpreta al hombre mayor en la tercera parte.

Forest – I See You Everywhere es una coproducción entre las húngaras FraktálFilm y M&M Film, mientras que la alemana Films Boutique se encarga de las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy