email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BERLINALE 2021 Forum

Crítica: Night Nursery

por 

- BERLINALE 2021: El primer largo documental de Moumouni Sanou es un vivo, aunque poco desarrollado, trabajo que explora una guardería utilizada por trabajadoras sexuales en Burkina Faso

Crítica: Night Nursery

Basta con que metas el adjetivo “nocturno” en el título para que tu película coja un atajo hacia el mundo poético: de repente tu obra se envuelve de un halo de misterio, de sombras y de amenazas. Y eso es lo que pasa en el trabajo con el que debuta Moumouni Sanou, Night Nursery [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, que versa sobre una guardería en Burkina Faso utilizada como un punto de paso para las trabajadoras sexuales de la zona. Uno puede imaginarse un llamativo cartel con un chupete o unos pañales de neón, para darle más visibilidad incluso; pero aquí no hay sensación de ironía o de desesperación real, tan solo una serena aceptación. La premier de la película tuvo lugar en la prestigiosa sección Forum de la Berlinale.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Night Nursery también ofrece unos créditos poco habituales en lo que respecta al director — este trabajo se atribuye a Moumouni “el Gato” Sanou. A los directores les suele gustar utilizar metáforas para ayudar a la audiencia a intuir cuál es el ángulo especial con el que aborda el tema en cuestión, y de hecho la perspectiva de Sanou es tirando a felina: juguetona, sujeta a distracciones, amiga de los ángulos y rendijas extraños desde los que observar nuestra miseria. Su estilo tras la cámara no es excesivamente formal ni pragmáticamente periodístico; sus personajes principales tienen prioridad en los planos, rueda con una profundidad de campo que realza los numerosos primeros planos y hace que la película parezca que está diseñada a su imagen y semejanza. No se percibe una distancia fría y analítica. Como contrapunto, los transitados callejones y las fuentes tangenciales de luz de una oscura calle en Bobo-Diaoulasso, todo ello rodado con un tembloroso estilo verité.

El realizador centra su atención en tres prostitutas que viven en una casa prácticamente desamueblada a las afueras de la ciudad. Son Adam’s, Odile y Fatim. El niño de la primera ha crecido, mientras que Odile es madre soltera de Moctar y Fatim (que acaba de cumplir los 18) es madre de Djénéba. Sanou comprime el tiempo: los días son para holgazanear, para la reflexión y la solidaridad, y el horario laboral empieza al caer el sol. (Nos preguntamos: ¿el descanso está permitido?) Los niños se tienen que quedar en esa casa, supervisados por la señora Coda, al frente de una morada con buena iluminación y caracterizada por sus mosquiteras.

El principal arco narrativo de la película cae en manos de una mujer ausente que dejó a su hijo al cuidado de la señora Coda con la promesa (incumplida) de regresar, algo que nos recuerda hasta qué punto esta exclusiva red de solidaridad entre mujeres se pasa la carga de los cuidados. Mientras tanto, los tres personajes principales se van perfilando a través de las condiciones materiales presentes en su vida, y no tanto a través de sus motivaciones o su psicología; pero esto no es una imperfección, y su rutina suscita pena y compasión, que es mero resultado de nuestra capacidad de ejercer de testigos. Sanou deja que nuestra imaginación lleve la batuta al tiempo que los niños juegan, ríen y (extrañamente tarde en su desarrollo) maman de una nodriza, encantadoramente ajena a la ocupación de las madres.

Si abrimos el plano, el trasfondo general hace referencia a las expectativas de género en Burkina Faso, un país sin línea de costa que ha pasado por disturbios pero que disfruta de altos niveles de desarrollo y educación. Las mujeres no solo están confinadas a conceptos anacrónicos de “esferas separadas”: los matrimonios forzosos en zonas rurales y urbanas son habituales y el comercio sexual es un destino probable para aquellas mujeres que no se conforman. Night Nursery está basado en la visión más luminosa del comercio sexual actual: una ocupación que se merece autonomía y respeto, pero sin olvidar la otra cara de la moneda, es decir, su rol en el perenne sometimiento de la mujer.

El legado que deja Sanou es que es capaz de abordar estas ideas y al mismo tiempo centrarse en cuestiones cotidianas sin caer en una rabia didáctica. No obstante, la corta duración de esta película es poco satisfactoria, y la obra da la impresión de ser un muy buen trabajo de graduación de una escuela de cine. Está claro que Sanou tiene mucho que decir.

Night Nursery es una coproducción entre Burkina Faso, Francia y Alemania, producida por Berni Goldblat de Les Film du Djabadjah, Faissol Gnonlonfin de VraiVrai Films y Meike Martens de Blinker Filmproduktion. Las ventas mundiales también las gestiona Les Films du Djabadjah.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés por Marcos Randulfe)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy