email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BERLINALE 2021 Forum

Crítica: Juste un mouvement

por 

- BERLINALE 2021: El belga Vincent Meessen firma una película circular e híbrida que se desplaza entre el documental y el ensayo filmado

Crítica: Juste un mouvement

Juste un mouvement [+lee también:
tráiler
entrevista: Vincent Meessen
ficha del filme
]
, presentada esta semana en la sección Forum de la Berlinale, analiza dos mitos que se enfrentan cara a cara, que se juntan y se separan. Omar Blondin Diop, militante e intelectual senegalés, un hombre que desapareció demasiado pronto del escenario posterior a Mayo del 68 y a la Independencia; y el cine “en proceso” de Jean-Luc Godard, principalmente La Chinoise, donde Omar Blondin Diop es uno de los protagonistas e interpreta su propio papel.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

A través de esta obra cinematográfica que oscila y circula entre el documental y el ensayo grabado, Vincent Meessen, artista contemporáneo belga cuya obra en vídeo se exhibe en todo el mundo, cuestiona el Senegal de ayer y de hoy, pero también la capacidad de conspiración entre el pensamiento político y el pensamiento artístico.

La película empieza con una puesta en abismo, una película dentro de la película, a la vez retorno sobre los pasos de La Chinoise en Nanterre, y proyección de sus interrogatorios y su legado en el Dakar actual. Por pantallas interpuestas, dos figuras tutelares responden, Godard, cineasta contestatario, y Omar Blondin Diop, ídolo de varias generaciones de jóvenes senegaleses, pensador y electrón libre. Aunque la figura de Godard tuvo su parte de exégesis, la de Blondin Diop permanece más inestable.  

Sin embargo, la idea aquí no es hacer un retrato fiel y definitivo, ni tampoco, como dice uno de sus familiares, congelarlo en la figura de mártir, etiquetarlo en una categoría que podría volverlo obsoleto, sino, ante todo, hacer un contrarrelieve y cuestionar su presencia fantasmal e inspiradora en el Senegal actual.

Diferentes protagonistas se turnan para construir el relato, acompañados de fragmentos de La Chinoise. El asistente de dirección recorre la ciudad, buscando las localizaciones del futuro rodaje (finalmente, en proceso). Una joven trabajadora china recrea el paso de Omar Blondin Diop por la Isla de Gorea, en la prisión donde murió, convertida en museo. Un maestro de Shaolin senegalés busca el movimiento correcto. Una joven intelectual senegalesa da una conferencia en chino sobre la película de Godard. El vicepresidente chino visita el nuevo Museo de Civilizaciones Negras, imaginado por Senghor y financiado por China. Cada uno interpreta o reinterpreta su propio papel.  

Estas acciones o reactivaciones de la historia están entrelazadas con entrevistas deliberadamente no frontales con los compañeros de Omar Blondin Diop, sus hermanos y amigos, que conocieron la ebullición del pensamiento y el drama de la prisión. Su mirada hacia el horizonte parece convocar al fantasma, el recuerdo de su amigo y hermano.

En la actualidad, su familia lucha para que se reabra la investigación, en busca de la verdad. Una verdad forzosamente proteiforme, que se encarna en los discursos de sus familiares, pero que, ante todo, rebota entre el pasado y el presente, y resuena en una cámara de eco donde el rechazo al imperialismo defendido por Blondin Diop choca con el neoimperialismo no tan discreto de una China que usa poderes blandos como la educación y la cultura para involucrarse en el presente y el futuro de Senegal, inmiscuyéndose en el trabajo memorial de reapropiación de la historia, corriente analizada en la película por el intelectual senegalés Felwine Sarr.  

La película también muestra esto, la historia del pensamiento desde el proceso de escritura, su versatilidad y su capacidad de mutación; el diálogo constante entre los intelectuales de ayer, de hoy y de mañana.  

Juste un mouvement ha sido producida por Thank You & Good Night Productions, y coproducida por Jubilee (Bélgica), el CBA (Bélgica), Spectre Productions (Francia) y Magellan Films (Bélgica).

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy