email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BERLINALE 2021 Forum

Crítica: No táxi do Jack

por 

- BERLINALE 2021: Un mecánico y antiguo chófer de limusinas a punto de jubilarse se cuestiona las cosas más importantes en el adormilada docuficción de la portuguesa Susana Nobre

Crítica: No táxi do Jack

Después de hacer un ligero desvío hacia la ficción con Tempo [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
comun en 2018, Susana Nobre vuelve a su vía de documental anterior con No Táxi de Jack [+lee también:
tráiler
entrevista: Susana Nobre
ficha del filme
]
, un híbrido de los dos impulsos. Sin embargo, corre el riesgo de socavar su rico tema con un enfoque estilístico excesivamente recargado, en el que no hay cinco minutos iguales en 70 minutos de película. La película, una producción totalmente portuguesa, se ha estrenado mundialmente esta semana en la sección Forum de la Berlinale.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

No Táxi de Jack tiene todos los ingredientes para ser una obra rica en matices y estilo, pero parece no poder decidir cuál es la mejor estética para relatar la historia o en torno a cuál de sus muchos temas construir la película. Lo que es innegable es el personaje singular que protagoniza la película, cuya imponente presencia adorna lo que son, como mínimo, algunos de los materiales de marketing más llamativos del festival. Se trata de Joaquim Veríssimo Calçada, un digno trabajador cualificado que ha desarrollado una carrera eclética en su país y en el extranjero. A sus 63 años, la jubilación está cerca, pero las fuerzas económicas han tomado realmente esta decisión en su nombre. Tras ser despedido de OGMA, la empresa aeroespacial donde trabajaba como ingeniero, su único sustento depende de seguir las indignidades del Sistema de prestaciones del país. El acto de apertura es muy Yo, Daniel Blake [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, al seguir el esfuerzo de Joaquim como demandante de empleo en su rastro de papeles, con los sellos firmados de los empresarios a los que visita de forma especulativa siendo lo único que garantiza sus beneficios.

El problema principal de la película a medida que avanza es la sensación de indecisión serpenteante. Mientras que las historias de alivio de las penurias económicas suelen estar orientadas a los objetivos, a partir de la tradición neorrealista, los largos viajes en coches entre los posibles trabajos que emprende nuestro protagonista son motivo de recuerdo y nostalgia. Nobre y Joaquim desvelan, a la manera de un extraño demasiado amistoso en un banco del parque, toda la historia de su vida, reproducida en una voz en off tipo película de ensayo y en medio de varias secuencias de flashback estilizadas. Nos enteramos de que Joaquim vivió en Estados Unidos en la flor de su vida laboral, trabajando principalmente como taxista en Nueva York y luego como conductor de limusinas sirviendo algunas celebridades y gente del mundo de las finanzas. Se realizan pronunciamientos solemnes sobre los ciclos de auge y caída de las finanzas y se contrasta la engañosa imagen económica de Estados Unidos con el Portugal del siglo XXI, dominado por la austeridad. De manera más convincente, Nobre muestra cómo una vida como la de Joaquim puede trascender y beneficiarse de dos culturas nacionales sumamente divergentes, apuntaladas por la propia emergencia de Portugal tras la dictadura de Salazar.

De forma errática, No Táxi de Jack se inspira en fuentes fílmicas que se combinan juntas de forma incompatible: la Akerman de News from Home y Scorsese, los programas policiales de los 70 (en una secuencia de créditos inicial excéntricamente incongruente) y el fetichismo de Kaurismäki por la cultura popular de mediados de siglo. Hay algo más directo y transparente en el centro de la película, y su carácter referencial sólo lo distorsiona. Al final, Joaquim admite que ha tenido una “vida maravillosa” más allá de las expectativas de sus padres, un sentimiento extraño (teniendo en cuenta lo que hemos visto) que representa los torpes intentos de los cineastas de sacar una película de la vida de este hombre tan complejo.

No Táxi de Jack es una producción portuguesa de João Matos Silva, para la compañía de la propia Susana Nobre, Terratreme Filmes.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés por Eva Martínez)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy