email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PELÍCULAS / CRÍTICAS Italia

Crítica: Fulci Talks

por 

- El documental de Antonietta De Lillo pinta un inédito retrato de un gran artesano del cine, el maestro del terror Lucio Fulci, figura de referencia de toda una generación de directores

Crítica: Fulci Talks
(© Alessia Bulgari)

¿Un poeta de lo macabro? ¿Un maestro del horror? ¿El padrino del gore, como se le conocía en los años ochenta? La mejor descripción del particular estilo cinematográfico de Lucio Fulci la ofrece él mismo en el documental Fulci Talks [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, de Antonietta De Lillo: “Mi trabajo es incoherente, y estoy orgulloso de ello”.

“Es imposible escribir su biografía porque, según él, tiene 600 años y ha ejercido todas las profesiones del mundo, viviendo en todos los lugares, incluido Atlantis”, tal como se puede leer en un diccionario de directores italianos que data de 1961, citado por Marcello Garofalo en el prefacio del magnífico libro de Paolo Albiero y Giacomo Cacciatore, "Il terrorista dei generi" (literalmente: "El terrorista de los géneros"), un título que, posiblemente, se ajusta mucho a la descripción del enfoque de Fulci sobre la comedia, el thriller de género, los spaghetti westerns y el cine de terror.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Marcello Garofalo es el crítico que, en junio de 1993, acompañado por Antonietta De Lillo, grabó en Roma una larga conversación con Fulci que, casi 30 años después, nos ofrece un material excepcional y valioso, un documento histórico puro y complejo. Se trata de un retrato inédito de un gran artesano del cine, esbozado durante la época en la que la crítica finalmente reconocía el estatus de culto de sus películas, obras que se convertirían en referencias para los espectadores jóvenes y para toda una generación de cineastas. De hecho, como indica Fabio Frizzi, compositor y colaborador de Fulci, Quentin Tarantino, Nicolas Winding Refn o Eli Roth han confesado su auténtica veneración por el maestro. Cada día, decenas de espectadores y aspirantes a cineastas descubren a Fulci, que murió en 1996. Después de iniciarse en la comedia, y de dirigir el western Las pistolas cantaron a muerte (1967), Fulci comenzó a trabajar en sus producciones más significativas, como La verdadera historia de Beatrice Cenci (1969), Angustia de silencio (1972), Siete notas en negro (1977), y clásicos del thriller y del terror como Nueva York bajo el terror de los zombies (1979), Aquella casa al lado del cementerio (1981) o El descuartizador de Nueva York (1983).

En Fulci Talks, no hay fragmentos de sus películas ni fotografías de los rodajes (excepto al final). Vemos una pared blanca en sombras detrás del director, que está vestido de negro y sentado en una silla de ruedas. En otra pared, esta vez iluminada, se vislumbra la sombra hitchcockiana de Fulci, mientras que a la izquierda, una escalera blanca apenas iluminada, casi metafísica, parece ascender hacia la nada (en realidad, es un rincón de la casa de De Lillo). En el momento de editar la película, la directora decidió mantener algunos breves momentos "fuera de cámara", en los que se vislumbra la personalidad del director: tranquila pero segura, un hombre educado con un sentido de la ironía cortante y mordaz. Fulci habla sobre sus obras y sobre las películas que adora, incitado por Garofalo y las preguntas de la cineasta. El maestro ofrece momentos de pura reflexión junto a entretenidas anécdotas sobre un enfoque cinematográfico artesanal que honra la creatividad, y que resulta sublime precisamente por eso. Además de subliminal y catártico. “El terror es pura imaginación; deambula por lo absoluto. Es anárquico porque no tiene una base moral en la que apoyarse”. De hecho, siempre hay algo liberador y mordaz en el tipo de terror que cultiva Fulci. “¿La diferencia entre los demás y yo? La ironía. Mantener una distancia adecuada. Yo salgo a navegar en lugar de ir a ver a un psicoanalista, y se lo recomiendo a mis compañeros de profesión”. El antagonismo entre Fulci y Dario Argento pesa sobre el primero: “Vive encerrado en sus pesadillas”. Garofalo ve locura, humor, insolencia, crueldad y provocación en las películas de Fulci, destacando los rasgos clave de su obra: la duda y el pecado. “Soy una leyenda”, bromea Fulci con orgullo.

El material de archivo empleado en Fulci Talks fue seleccionado por Fabrizio D’Alessio, mientras que la edición y los efectos visuales son cortesía de Elisabetta Giannini. El documental es una producción de Marechiarofilm que estará disponible bajo demanda a través de las plataformas CG Digital y Chili a partir del 10 de marzo, tras el estreno mundial de la película en el 30º Noir in Festival.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy