email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PELÍCULAS / CRÍTICAS Italia

Crítica: Non mi uccidere

por 

- Andrea De Sica vuelve a explorar los aspectos más oscuros de la adolescencia en una cinta de terror romántica con toques sobrenaturales, con una heroína-monstruo que aprende a devorar la vida

Crítica: Non mi uccidere
Alice Pagani y Silvia Calderoni en Non mi uccidere

Mirta es una chica alegre e inocente. Robin es un joven misterioso y aparentemente solitario. Ambos se enamoran perdidamente y se prometen amor eterno, pero para asegurarse de que realmente pueden amarse para siempre, él la arrastra a un universo de sombras, muertos reanimados y aperitivos sangrientos. En este sentido, sería normal establecer un cierto paralelismo con la saga Crepúsculo. Sin embargo, Non mi uccidere [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, el segundo largometraje de Andrea De Sica (I figli della notte [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Andrea De Sica
ficha de la película
]
), basado en la novela homónima de 2005 (un oscuro relato iniciático firmado por Chiara Palazzolo), se limita a utilizar esta historia de amor como punto de partida,  para centrarse posteriormente en el viaje de crecimiento personal que experimenta la joven protagonista, su comprensión del lado más oscuro del amor y su rebelión contra los abusos de poder.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Conocemos a estos dos adolescentes enamorados, interpretados por Alice Pagani (a la que De Sica dirigió en la serie de Netflix Baby, donde se mete en la piel de una adolescente que vende su cuerpo) y Rocco Fasano (la revelación de Skam Italia), mientras recorren una tortuosa carretera de montaña en un coche conducido por Robin, que lleva los ojos cerrados y sigue las indicaciones que le ofrece una Mirta aterrorizada, a la que cada vez le gusta menos este juego. Cuando llegan a una cueva abandonada, descubrimos que, además de ser un imprudente, Robin también es un drogadicto que no duda en arrastrar a Mirta por el "camino equivocado". No obstante, algo sale mal y los dos mueren juntos, prometiendo volver a encontrarse en otra vida.

En efecto, Mirta resucita en un cementerio poco después, aturdida e incrédula... pero no hay rastro de Robin. Así comienza el desesperado viaje de la joven zombi en busca de su amado, durante el cual descubrirá, gracias a un encuentro con Sara (Silvia Calderoni), una chica como ella, que ahora es una de las “supermuertas”, un grupo de jóvenes que han sufrido muertes violentas, pero que tienen asuntos pendientes y regresan entre los vivos en forma de criaturas que se deleitan con la carne humana (en sus ojos se puede ver claramente cuando tienen hambre). Si espera sobrevivir, Mirta tendrá que aprender a defenderse, algo que nunca fue su fuerte cuando estaba viva, además de destrozar a aquellos que intentan aprovecharse de ella. Es una heroína-monstruo que debe experimentar la transición a la edad adulta de una forma absolutamente brutal, mientras trata de aceptar la atracción fatal que la llevó por un camino que no ha elegido.

Non mi uccidere, que se revela más dura y dramática de lo que los espectadores podrían imaginar en un principio, acompaña a su joven protagonista durante sus peregrinaciones entre bosques oscuros, clubs nocturnos, callejones sucios, luces de neón y "lobos feroces", en busca de su nueva identidad, mientras huye de los hombres misteriosos que la persiguen. La historia de lo que sucedió anteriormente, y cómo la joven llegó a enamorarse de Robin, se narra mediante una sucesión de flashbacks que contrastan por su imagen bucólica y sensual. La música es la fuerza que impulsa la atmósfera de la película, con más presencia que los propios diálogos ("Me encanta la dimensión extraverbal del cine", afirma De Sica, que compuso la banda sonora junto a Andrea Farri antes incluso de rodar la película), dotando a toda la obra de una cautivadora sensación "pop". La película escasea en emociones, pero aporta una dimensión interesante al género de romance adolescente oscuro: en esencia, una joven recuperándose de una relación tóxica.

Non mi uccidere es una producción de Warner Bros. Entertainment Italia, que también se encarga de la distribución de la película, junto a Marta Donzelli y Gregorio Paonessa para Vivo Film. La película estará disponible en las principales plataformas de streaming italianas (Apple Tv app, Amazon Prime Video, Youtube, Google Play, TIMVISION, Chili, Rakuten TV, PlayStation Store, Microsoft Film & TV, Sky Primafila e Infinity) a partir del 21 de abril.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy