email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2021 Quincena de los Realizadores

Crítica: Futura

por 

- CANNES 2021: El documental de Alice Rohrwacher, Pietro Marcello y Francesco Munzi sobre los jóvenes de hoy y su visión del futuro no alcanza mucha profundidad, pero captura el espíritu de nuestra era

Crítica: Futura

Sin la intención de demostrar ninguna teoría en particular, tres de los cineastas italianos más interesantes de la actualidad, Alice Rohrwacher, Pietro Marcello y Francesco Munzi, se han embarcado en un trabajo conjunto, equipados solamente con un micrófono en el que las generaciones más jóvenes podían expresar sus opiniones e ideas sobre el futuro, un futuro que es particularmente confuso para los nacidos después del año 2000, que han crecido creyendo que el mundo está a punto de implosionar. Los cineastas han decidido dar voz a estos jóvenes, que ya no son niños, pero que todavía no son adultos (están “a medio camino”, como dicen en la película), en su documental colectivo Futura [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, presentado en la Quincena de los Realizadores del 74º Festival de Cannes.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Filmados durante un largo viaje por Italia, que los tres directores emprendieron en febrero de 2020 (solo para detenerse un mes después debido al estallido de la pandemia, para luego retomar el trabajo con máscaras), los jóvenes entrevistados en Futura expresan sus pensamientos sin llegar a entrar en detalles sobre sus propias vidas. Retratados en grupos pequeños (amigos, compañeros de clase o gente con intereses comunes), estos jóvenes provienen del norte y sur de Italia, o cualquier lugar intermedio, de grandes ciudades o pequeñas aldeas de provincias, y representan una gran variedad de clases sociales. Una de las principales preguntas dirigidas a estas chicas y chicos, de entre 15 y 20 años, es: ¿cómo te imaginas tu futuro? Como respuesta, relatan sus sueños, sus esperanzas y sus miedos, y el retrato que emerge no es especialmente reconfortante. Cuando se trata de ideas sobre su futuro, estos jóvenes no tienen ninguna.

El cartel elegido para la película resume de forma brillante la situación: un grupo de jóvenes nadando en el mar, mientras la línea del horizonte se difumina, volviéndose invisible. Al escuchar a estos chicos, nos damos cuenta de que el sentimiento predominante que expresan es una ansiedad subyacente, una sensación de petrificación. Ninguno de ellos tiene grandes sueños. Tomando como inspiración los grandes programas de televisión de investigación de los años 60 y 70, realizados por directores de renombre como Mario Soldati y Luigi Comencini (de los que vemos varios extractos en la película), Rohrwacher, Marcello y Munzi optan por un estilo de reportaje en el que dejan de lado sus particularidades artísticas, ofreciendo a estos jóvenes libertad para crear su propia narrativa. Es una película "sin objetivos", en palabras de los autores, que no busca descubrir verdades, sino capturar el espíritu de la época.

Se trata de una obra que "se mueve en la superficie de la juventud", y que se convierte rápidamente en una carrera cuando el Coronavirus irrumpe en escena, transformándose en el "diario de un estado mental infectado". La atmósfera se vuelve más oscura, mientras que los ojos apagados y resignados de estos jóvenes nos observan desde rostros parcialmente cubiertos por máscaras. El panorama que ofrece Futura es duro, como lo son las imágenes de archivo del G8 celebrado en Génova, y de la redada en el colegio Armando Díaz, que tuvo lugar exactamente veinte años antes, y que los directores deciden incluir en un momento determinado de la película. Tal como lo resumía Rohrwacher en Cannes, este fue un momento que marcó el paso “del foro social a la red social”, un hecho traumático que dejó una profunda huella en la generación anterior, y que lamentablemente conectó las ideas de rebelión y violencia.

De esta forma, Futura se convierte inevitablemente en un espejo para los adultos de hoy en día, animándolos a reflexionar sobre sus responsabilidades como padres y profesores. Estamos ante una película didáctica, filmada en celuloide para distinguirse de las innumerables imágenes digitales que circulan en la actualidad, así como un archivo para el futuro, que en última instancia suscita más preguntas de las que responde.

Producida por Avventurosa y RAI Cinema, Futura llegará a los cines italianos de la mano de Luce-Cinecittà, antes de estrenarse en los canales de televisión de RAI. The Match Factory se encarga de las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy