email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2021 Competición

Crítica: France

por 

- CANNES 2021: Un despiadado Bruno Dumont pone una lupa sobre las ambiciones discordantes y la toma de conciencia de la verdad molesta del estado de un país y de sus almas

Crítica: France
Léa Seydoux en France

“Se levantaba una tormenta que nadie veía venir”. Quizás haya que acudir a Un demi-clair matin, de Charles Péguy, que sirvió de inspiración a Bruno Dumont para su nueva película, France [+lee también:
tráiler
entrevista: Bruno Dumont
ficha de la película
]
, recibida con frialdad en su estreno mundial en competición en el 74º Festival de Cannes, para aclarar un malentendido que al director y exprofesor de filosofía no le interesa, pero que impide la comprensión de sus verdaderas intenciones. En efecto, aunque el cineasta parece explayarse en una sátira mordaz del mundo del periodismo televisivo encarnada por su personaje principal, France de Meurs (Léa Seydoux), en realidad plantea la irrupción violenta de la realidad en la vida de un pueblo y de una nación. Una toma de consciencia de una aniquilación próxima, de una presencia monstruosa que no queremos ver, suscitada por un accidente banal de tráfico, como un velo que se rasga, y expone la verdad sobre uno mismo y su país.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

“Es increíble cómo te quiere la gente. Eres la mejor periodista de Francia, France”. France de Meurs, presentadora del programa Un regard sur le monde y adulada por el gran público, apenas ve a su marido y a su hijo en su amplio apartamento de decoración ostentosa, viste las prendas de los diseñadores más importantes y es incitada a la superioridad permanente por su vulgar y aduladora asistente, Lou (Blanche Gardin). La periodista propone una visión sobre los conflictos (la intervención militar occidental en Sahel, la ruta migratoria del Mediterráneo, la sordera y la incapacidad del gobierno para resolver una insurrección en Francia) con un estilo muy subjetivo de puesta en escena de los acontecimientos, donde ella se lleva la mejor parte. Ella fabrica así la información, disfrutando de su posición, hasta el día en que atropella y hiere a Baptiste, un joven procedente de una familia de bajos recursos que actúa como un insoportable reflejo de sumisión. El velo se rasga para dejar entrever las peculiaridades y el entorno de France, liberando sus emociones…

Bruno Dumont, que desciende de la montaña con sus tablas de leyes discordantes, no regala nada al espectador (“lo peor es lo mejor”), denunciando un engaño general donde el periodismo es un simple mensajero (auto)manipulado en un panorama de tintes apocalípticos. La película (una especie de ficción y de ensayo a la vez), que en la superficie muestra una fealdad lujosa, transmite un mensaje metafísico implícito sobre el error y el perdón que ya ha recorrido varias veces la filmografía de Bruno Dumont, pero su verdadero propósito está oculto bajo una apariencia bastante nihilista que da lugar a un retrato particularmente ácido. Pero como subraya al final France de Meurs, que se libera de su pasado, “mi profesión es mi profesión. Lo acepto. Sólo existe el presente”.

France ha sido producida por las compañías 3B Productions con Arte France Cinéma, las alemanas Red Balloon Film y Bayerischer Rundfunk, las italianas Tea Time Film, Ascent Film y Rai Cinema, y la belga Scope Pictures. Indie Sales gestiona las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy