email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VENECIA 2021 Giornate degli Autori

Crítica: Madeleine Collins

por 

- VENECIA 2021: Virginie Efira reina en la cinta hitchcockiana de Antoine Barraud, con un sofisticado guion especialmente retorcido, repleto de incomodidades, sospechas y sorpresas

Crítica: Madeleine Collins
Virginie Efira en Madeleine Collins

"¿Quién es? No es nadie". En efecto, ¿quién es en realidad la protagonista de Madeleine Collins [+lee también:
tráiler
entrevista: Antoine Barraud
ficha de la película
]
, de Antoine Barraud, una enigmática película que explora los temas del engaño y la identidad a través de varias capas, presentada en las Giornate degli Autori del 78º Festival de Venecia? Con gran habilidad, el cineasta francés (que recibió elogios en Locarno por Les Gouffres [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
en 2012, y en Berlín por Le Dos rouge [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
en 2015) va desvelando progresivamente la doble vida de una mujer dividida entre dos hogares en dos países distintos, generando una atmósfera de incomodidad y misterio que va en aumento, transitando los límites del thriller y el retrato psicológico. Una niebla que se vuelve más espesa con cada nueva capa de la trama, reforzada por cada pista destinada a esclarecer la extraña situación, obligando a la protagonista a enfrentarse al reflejo de su propia existencia frágil y duplicada, con la amenaza constante de una verdad esquiva, de un enfrentamiento final consigo misma.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

"Hace un año y medio que tienes un viaje de negocios todas las semanas". En Francia, Judith Fauvet (Virginie Efira) se mueve en un ambiente burgués con su marido, el director de orquesta Michel (Bruno Salomone), y sus dos hijos adolescentes. Sin embargo, la mujer también pasa unos días a la semana en Suiza con el joven Abdel Soriano (interpretado por el actor español Quim Gutiérrez) y con Ninon, una niña que llora cada vez que Judith se marcha. “En otros países, ¿sigues siendo mi mamá?”. Esta traductora internacional no se limita simplemente a navegar entre dos países, teniendo que esconderse para responder en secreto llamadas telefónicas de las distintas esferas de su vida y mintiendo sin pestañear cuando es necesario. La mujer también realiza viajes cortos a distintos territorios europeos, además de inventarse otros. A veces, incluso utiliza el nombre de Margot Soriano, y pronto descubrimos que ha conseguido documentos de identidad falsos en Suiza (con Nadav Lapid en el papel del falsificador).

Sin embargo, "la hermosa mujer que finge no tener miedo a pesar de tenerlo" contempla cómo su mundo de falsas apariencias se resquebraja y amenaza con desmoronarse sobre ella en cualquier momento, debido a las sospechas de su familia, los proyectos de los demás y los desafortunados encuentros casuales que dejan entrever su doble vida. Pero eso no es todo, ya que Abdel está cansado de "todas estas historias", y pronto descubrimos que conoce bien a Michel. Entonces, ¿quién es Judith? ¿Qué otros secretos esconde? ¿Qué está pasando por su cabeza? ¿Y quién es la Madeleine Collins del título?

Con una secuencia de apertura especialmente intrigante, la película se desarrolla sobre un guion formidable y muy bien estructurado (escrito por Barraud y Heléna Klotz), construido sobre una sucesión sutilmente orquestada de descubrimientos inesperados para el espectador, que nunca está preparado para lo que va a encontrar, antes de llegar a un acto final más "convencional" y melodramático. Con su tono hitchcockiano (al estilo de Vértigo), sus juegos de tensión y algunos flashbacks, Madeleine Collins se revela lentamente como una fascinante exploración de los tormentos de una mujer. Como no podía ser de otra forma, era necesaria una gran intérprete como Virginie Efira para interpretar a un personaje tan conflictivo, una actriz que sobresale a la hora de transmitir microemociones a través de un simple gesto de su rostro, o un destello en su mirada oscura, una mujer que esconde profundidades inescrutables bajo una perfecta máscara de belleza.

Madeleine Collins es una producción de Les Films du Bélier, coproducida por la suiza Close Up Films y la belga Frakas Productions. Charades se encarga de las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy