email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

FESTIVAL DE CINE ESLOVENO 2021

Crítica: Bitch, a Derogatory Term for a Woman

por 

- La protagonista millennial de la película de Tijana Zinajić tiene problemas con la motivación, la inspiración y la menstruación

Crítica: Bitch, a Derogatory Term for a Woman
Jure Henigman y Liza Marijina en Bitch, a Derogatory Term for a Woman

En ciencias sociales, ya han surgido varias teorías sobre los milenials: cómo son (en general), lo que quieren (en general) y cómo viven (en general), muchas de ellas ofrecidas por los propios miembros de la generación milenial. Varias de estas teorías se basan en la afirmación de que la actual generación de jóvenes tiene menos oportunidades y más distracciones que las anteriores, por lo que necesitan más tiempo para descubrir la vida y encontrar su propia voz. En el cine, los milenials han encontrado su voz artística a un ritmo diferente dependiendo del contexto nacional y cultural. Para los milenials eslovenos entusiastas del cine, la victoria aplastante de Bitch, a Derogatory Term for a Woman, de Tijana Zinajić, en el 24º Festival de Cine Esloveno (ver las noticias) puede ser una buena noticia, ya que podría describirse como una rápida y, a veces, frenética dramedia milenial.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Nuestra protagonista, Eva (Liza Marijina, de Half-Sister [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Damjan Kozole
ficha de la película
]
), no está en un buen momento de su vida: bebe, fuma, insulta y, a veces, consume drogas. Lucha por encontrar la motivación necesaria para trabajar en una librería especializada en literatura chick lit, mientras busca inspiración como pintora novata. Su mejor amiga y compañera de piso, Nina (Anuša Kodelja), está a punto de mudarse a Berlín, una posibilidad que siempre ha tenido en mente. Su otro mejor amigo y compañero de piso, de quien está enamorada en secreto, Blaž (Tosja Flaker Berce), camello a tiempo parcial y filósofo y crítico de arte de sofá, está en una relación intermitente con Mateja (Lea Cok), a quien el resto del grupo considera estúpida. Eva también mantiene una relación con el mentor de su grupo de pintura, Jakob (Jure Henigman, deliciosamente sórdido), que está casado. El casero está a punto de desalojarlos del piso por impago y, además, se le ha retrasado el periodo. ¿Podrá salir del punto en el que parece estar estancada?

En su fluido guion, Iza Strehar intenta retratar la confusión en la vida de un milenial estereotípico, mientras provoca risas a través de situaciones sacadas de sitcoms e inserta la palabra que empieza por B (bitch) en todos los diálogos. No todas las bromas son naturales o encajan bien, pero mantienen las cosas en movimiento. Por su parte, Tijana Zinajić se esfuerza por recrear la estética de los vídeos musicales deportivos empleando el llamativo diseño de producción y de vestuario de Neža Zinajić y Matic Hrovat, respectivamente. En algunos momentos, la directora no teme llevar la película al territorio de los vídeos musicales, pero el contraste con las partes más oscuras no funciona muy bien.

La principal fortaleza de la película es la interpretación de Liza Marijina. Demuestra grandes dotes para la interpretación, sobre todo cuando debe subir el registro emocional de 0 a 100, y también es hábil en la interacción con los demás miembros del reparto.

Sin embargo, su interpretación resulta más arriesgada que el trabajo de la guionista Strehar y la directora Zinajić, algo que convierte a Bitch, a Derogatory Term for a Woman en otra película sobre gente supuestamente inteligente que hace tonterías porque se siente estancada en la vida. Pero en el contexto esloveno, esta película dirigida a un público joven resulta original.

Bitch, a Derogatory Term for a Woman ha sido producida por la compañía eslovena December; y coproducida por RTV Slovenia, Gustav Film y A Atalanta. La película ha sido financiada por el Slovenian Film Centre.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy