email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BLACK NIGHTS 2021 Competición óperas primas

Crítica: Precious Ivie

por 

- En su primer largometraje, Sarah Blaßkiewitz trata las más casuales formas de racismo en la sociedad sajona, junto a la identidad de la heroína y su necesidad de cambiar

Crítica: Precious Ivie
Haley Louise Jones en Precious Ivie

Hay dos cosas ampliamente reconocidas con respecto al racismo: que simplemente está mal y equivocado, y que está lejos de ser erradicado. Aunque resulta fácil detectarlo y denunciarlo cuando se manifiesta en sus formas más flagrantes, como insultos y ataques, otros ejemplos más casuales (que tal vez no son despectivos en sí mismos, pero que perpetúan los estereotipos), pasan a menudo desapercibidos. En su primer largometraje, Precious Ivie [+lee también:
entrevista: Sarah Blaßkiewitz
ficha de la película
]
(después de dirigir cortometrajes, un mediometraje y algunos episodios de la serie Druck), Sarah Blaßkiewitz intenta abordar precisamente estas formas de racismo “positivo” en Leipzig, su ciudad natal.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La película tuvo su estreno mundial a principios de este año en el Festival de Cine de Múnich, mientras que su proyección en la competición de óperas primas del Festival Black Nights de Tallin supone su estreno internacional. Su presencia aquí no es una sorpresa, ya que la obra ganó el premio Baltic Event Works in Progress en el festival hace dos años, cuando se encontraba en fase de desarrollo.

En un primer momento, parece que el racismo por el que Leipzig y Sajonia son infames no afecta a nuestra protagonista (interpretada por Haley Louise Jones, que tiene una amplia experiencia en televisión). Se trata de una joven mestiza, que se siente completamente integrada en la sociedad alemana y comparte los mismos problemas que el resto de personas de su generación. La joven divide su tiempo entre dos trabajos, uno como maestra de párvulos y otro en el salón de bronceado de su mejor amigo, Ingo (Maximilian Brauer), mientras espera un puesto permanente en una de las elitistas escuelas Waldorf. Ella e Ingo, junto con su compañera de piso Anne (Anne Haug, a la que vimos en El caso Collini [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Marco Kreuzpaintner
ficha de la película
]
, de Marco Kreuzpaintner), forman un trío de amigos inseparables de la infancia.

Ivie no presta atención a las preguntas y comentarios que recibe en las entrevistas de trabajo, que se centran más en su origen racial que en su formación como docente, o al hecho de que sus mejores amigos la llaman “Schoko” (un mote traducido como “Brownie”). Todo esto cambia cuando recibe la visita de Naomi (Lorna Ishema, a la que vimos en Kids Run [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, de Barbara Ott), la hermanastra que no sabía que tenía y que vive en Berlín. Naomi llega para darle la noticia de la muerte de su padre Amadou en Senegal, y proponerle que ambas viajen juntas allí.

En casi dos horas de metraje, Blaßkiewitz condensa una serie de temas que podrían ser interesantes, como los contrastes entre Oriente y Occidente, los amigos contra la familia o una parte de la familia contra otra, pero Precious Ivie sobresale al abordar la identidad cuidadosamente formada de su protagonista, que se desmorona al ser contemplada desde otro ángulo. Algunos de los problemas existenciales de Ivie tienen que ver con ser negra, mientras que otros tienen su origen en el hecho de no ser lo suficientemente negra o “exótica” para perpetuar los estereotipos.

El problema con el enfoque de Blaßkiewitz es que el guion es demasiado libre, por lo que Precious Ivie tiende a diluirse, llegando a perderse en ciertos puntos clave. Sus habilidades de dirección a la hora de trabajar con los actores, así como para tomar decisiones estéticas y técnicas, son competentes, pero no memorables, haciendo que Precious Ivie resulte un poco insulsa. Sin embargo, merece ser elogiada por la importancia de su tema y la visión que ofrece.

Precious Ivie es una producción de la alemana Weydemann Bros, coproducida por ZDF – Das kleine Fernsehspiel.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy