email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PELÍCULAS / CRÍTICAS España

Crítica: Canto cósmico. Niño de Elche

por 

- Leire Apellaniz y Marc Sempere-Moya construyen un puzle visual y sonoro alrededor de este cantante que escapa de lo convencional para abrazar la heterodoxia, la poesía y el arrebato

Crítica: Canto cósmico. Niño de Elche

Presentado en la última edición del Festival de Cine Europeo de Sevilla y estrenado este viernes (4 de febrero) en salas de España de la mano de Márgenes Distribución, Canto cósmico. Niño de Elche [+lee también:
tráiler
entrevista: Leire Apellaniz y Marc Sem…
ficha de la película
]
es un documental que no pretende repasar la obra, vida y milagros de Francisco Contreras Molina, sino, como hace su mismo póster, completar con diversas piezas el collage de su personalidad. ¿Cómo? A través de la intervención de gente de su entorno y la inclusión de actuaciones ejecutadas ex profeso para este film, que ha dirigido el dúo formado para la ocasión por Leire Apellaniz (productora de, por ejemplo, Espíritu sagrado [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Chema García Ibarra
ficha de la película
]
, de Chema García Ibarra, película filmada en Elche también, y responsable del largometraje de no ficción El último verano [+lee también:
crítica
tráiler
ficha de la película
]
) y Marc Sempere-Moya, curtido en el mundo escénico además de haber realizado El ball del vetlatori.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Aún recuerda este cronista cómo, hace unos meses, recibió una peculiar e inusual convocatoria: participar, junto a otras personas, en el rodaje de una secuencia de una película que se estaba fraguando en torno a Niño de Elche, un artista que eclosionó en el panorama musical español hace unos años al interpretar el flamenco partiendo de lo clásico pero abrazando la modernidad y que recibió mil alabanzas de diversos medios de comunicación. La escena en cuestión tendría lugar en una nave industrial madrileña y en ella aparecería un surtido grupo de hombres y mujeres… completamente desnudos. Por pudor, agenda o cobardía, este periodista rechazó cordialmente la invitación, pero pudo disfrutar de dicho momento cinematográfico cuando contempló la película que nos ocupa, en el cual se combinan armoniosamente lo religioso y devoto con la belleza y la lírica.

Esa escena simboliza perfectamente cómo se construye una personalidad: a base de la influencia de otros cuerpos. Por eso, entre los invitados (estos vestidos) hablan de Niño de Elche en Canto cósmico figuras como el famosísimo C. Tangana (a quien se verá, en la Berlinale, interpretar un pequeño papel en lo nuevo de Isaki Lacuesta, Un año, una noche [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Isaki Lacuesta
ficha de la película
]
), la inigualable actriz, directora y provocadora performer Angélica Liddell (de cuyas muy visuales puestas en escenas algo bebe el título que nos ocupa) y el bailaor Israel Galván, entre otros muchos.

Todos ellos, junto a la familia de Paco (ahí destaca Paqui, ese tipo de madre genuinamente español que Almodóvar ha convertido en icono universal), van desentrañando los ángulos, matices y recovecos característicos y profesionales de Niño de Elche, quien empezó a despuntar por su talento cuando era niño (imágenes de factura casera lo atestiguan) y que aquí se revela como alguien complejo y extremadamente sensible, entregado en cuerpo y alma a la causa de sus directores.

Porque, aunque el público no sea aficionado al flamenco ni coleccione los discos del protagonista de esta película, el espectáculo que ésta ofrece va más allá de su figura central, erigiéndose en un ente cinematográfico de encomiable belleza y hondura, sin disimular la intensa fascinación que sienten sus responsables por el simpar Niño de Elche.

Canto cósmico. Niño de Elche es una producción de Señor y Señora y Código Sur, con la financiación de ICAA y Gobierno Vasco, y con la participación de Canal Sur.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy