email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2022 Competición

Crítica: Eo

por 

- CANNES 2022: El polaco Jerzy Skolimowski demuestra que los burros son realmente personajes complejos en su loca y conmovedora obra inspirada en Bresson

Crítica: Eo

Entre las películas que tienen a animales como protagonistas absolutos, Eo [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, la última propuesta de Jerzy Skolimowski, presentada en la competición de Cannes, logra sobresalir ligeramente. No es tan triste como Vaca [+lee también:
crítica
tráiler
ficha de la película
]
, de Andrea Arnold, presentada en la Croisette el año pasado, ni tan melancólica como Al azar de Baltasar, la cinta de Robert Bresson de 1966, en la que aparentemente se inspira. La versión del veterano realizador polaco sobre las desventuras (y el paradero) de un burro es extraña y ocasionalmente hilarante, con la aparición de personajes completamente locos liderados por Isabelle Huppert rompiendo platos frente a un cura italiano sexy. Probablemente tiene buenas razones para hacerlo.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Todo resulta extrañamente envolvente, aunque solo las escenas en las que no aparecen humanos son realmente conmovedoras. Sería interesante saber por qué todas las personas que Eo encuentra en su camino son tan exageradas y protagonizan escenas tan distorsionadas (tal vez así es como él ve el mundo). Skolimowski parece muy interesado en cambiar la perspectiva y se compromete por completo con este enfoque, mientras la cámara sube y baja, realizando sus propios trucos de magia. Por otra parte, también está interesado en los pensamientos del animal, en sus recuerdos y su dolor.

No hay forma de saber qué pasaba exactamente por la mente de Skolimowski cuando se embarcó en este proyecto, por qué decidió volver a la película clásica que siempre ha adorado y hacerla suya, de alguna manera. Mientras Bresson usaba al burro para hablar de las personas, en este caso el animal ocupa el primer plano. Sin embargo, a pesar de lo que afirmaban hace unos años en Shrek, el burro sí tiene capas. Eo puede sufrir, puede estar contento, puede estar celoso de los hermosos caballos, limpios y atendidos, mientras él se limita a esperar.

Obviamente, es fácil empatizar con él. Siempre lo es en estos casos, ya que los espectadores aún lloran al recordar la muerte de la madre de Bambi, pero se muestran extrañamente indiferentes en la vida real. Con todo, es importante observar de cerca a un animal como este para darse cuenta de que tiene una historia. Eso hace que esta película también sea un trabajo importante, más allá de la furiosa destrucción de platos.

Skolimowski nunca ha sido uno de los cineastas más amables, ya que el mal siempre acecha en algún lugar de su trabajo. En Eo, encontramos cierta amargura en medio del absurdo, cierta violencia en los momentos de descanso. Tal vez por eso el animal nunca deja de moverse, cruzando fronteras y cambiando de casa. Nunca nos queda claro qué es lo que está buscando, probablemente el amor que una vez tuvo y perdió, adorado pero también explotado por su joven dueña (Sandra Drzymalska, que hizo un gran trabajo en Sole [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Carlo Sironi
ficha de la película
]
, de Carlo Sironi). Eo está escapando, pero no solo del maltrato, también huye de las personas que lo tratan bien. O eso creen, ya que esta película no habla solo de la crueldad humana, sino también de su ignorancia, representada perfectamente por un personaje que se aleja con Eo mientras se pregunta si lo está "salvando o robando". Nunca lo sabrá.

Tal vez por eso las escenas sin diálogo son las que golpean con más fuerza. Cada vez que aparece el lenguaje, las conversaciones parecen superfluas y extrañas, sin mencionar que pueden costarte la vida. Como en el caso de los aficionados de fútbol de un pequeño pueblo, increíblemente despiadados, a pesar de ser solo cinco; o en el caso de un camionero (Mateusz Kościukiewicz) cuyos chistes estúpidos acaban por meterlo en problemas. Todas estas personas pueden pensar que Eo “es solo un burro”, pero al final, son ellos los que se ven empequeñecidos. Hay algo en esta película que resulta muy joven, casi escolar, pero es bastante inspirador ver que, en lugar de ofrecer una apuesta más segura, Skolimowski todavía tiene ganas de experimentar.

Eo es una coproducción polaco-italiana escrita por el director junto a Ewa Paiskowska. Ha sido producida por Skopia Film y Alien Films, mientras que HanWay Films se encarga de las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy