email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2022 Fuera de competición

Crítica: Novembre

por 

- CANNES 2022: Cédric Jimenez firma un thriller repleto de suspense sobre la caza al hombre que siguió a los ataques terroristas de París de 2015, ¿pero es suficiente para interesar a los espectadores?

Crítica: Novembre
Jean Dujardin en Novembre

Los atentados de París en 2015 siguen siendo una herida abierta en el corazón de Francia y Europa. La nueva película de Cédric Jimenez, Novembre, recrea, al menos en parte, la repentina pesadilla del viernes 13 de noviembre de ese año. El largometraje se ha proyectado fuera de competición en el Festival de Cannes de este año.  

La película empieza en Atenas, durante una operación de alto riesgo liderada por fuerzas especiales griegas en cooperación con la sección antiterrorista de la policía francesa. Sin embargo, es demasiado tarde, y una de las personas que debía ser detenida, consigue escapar, para decepción de uno de los comandantes franceses, interpretado por Jean Dujardin. Luego, la acción se traslada a París, diez meses después. Nos damos cuenta de que ya es 13 de noviembre, y lo peor ya ha pasado. En una sala de control desierta, los teléfonos empiezan a sonar de manera frenética, confundiendo al único detective sentado en su puesto mientras se disputa el partido de fútbol Francia-Alemania, visible en una televisión del fondo.  

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Así, Jimenez empieza a contar la historia de una agotadora caza de cinco días de duración. Vemos que un reparto plagado de estrellas interpreta a los policías —junto a Dujardin están Anaïs Demoustier, Sandrine Kiberlain y Jérémie Renier—, que hacen todo lo posible por seguir la pista y cazar a los terroristas.  

El ritmo se mantiene rápido y atractivo a lo largo de toda la película, pero, ¿hay algo más? Es una película de suspenso llena de acción, con diálogos intensos, interrogatorios, reuniones, tiroteos y persecuciones. Si la tragedia del 13 de noviembre no hubiera ocurrido, uno podría decir que ha visto un episodio largo bien elaborado (aunque no muy original) de una serie policíaca de alto nivel (una de las muchas que el ciudadano medio vería en Netflix o en otras plataformas de streaming un viernes por la noche).

Después de todo, uno podría plantearse: ¿por qué se hizo esta película? Podríamos argumentar que la película celebra los heroicos esfuerzos de la policía francesa, y sería un objetivo admirable. Sin embargo, si ese es el caso, Jimenez no da en el blanco. Las interpretaciones del reparto son adecuadas, aunque nada destacables, y todos los personajes —con las ligeras excepciones de uno de los informantes de la policía y el papel de Demoustier— están poco desarrollados y no consiguen crear un vínculo empático con los espectadores. Los vemos trabajando de manera incansable, no vemos nada de sus vidas fuera de la policía, y sus conflictos internos están esbozados. Además, el lenguaje visual de la película —tomas por encima del hombro que describen a los líderes corriendo o persiguiendo a la gente, explosiones espectaculares, una edición frenética y una música demasiado solemne— recuerda a las sagas de acción que ya hemos visto en varias ocasiones, donde hay poca verdad para contar, pero suficiente sustancia para entretener a los espectadores y mantenerlos frente a la pantalla con la respiración contenida.

El texto final que aparece en la pantalla parece volver a contextualizar lo que acabamos de ver y lo devuelve a la realidad, pero es demasiado poco, demasiado tarde.  

Novembre ha sido producida por las compañías francesas Récifilms y Chi-Fou-Mi Productions. StudioCanal gestiona las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy