email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2022 Quincena de los Realizadores

Crítica: The Dam

por 

- CANNES 2022: Ali Cherri firma un trabajo valiente, esotérico y de lograda estética ambientado en un área remota del norte de Sudán durante el golpe de estado militar en 2019

Crítica: The Dam
Maher El Khair en The Dam

The Dam [+lee también:
tráiler
entrevista: Ali Cherri
ficha de la película
]
, el primer largometraje del artista visual y realizador Ali Cherri, nacido en Beirut y asentado en París, es la esotérica historia del trabajador de una ladrillera que, en su tiempo libre, construye en el norte de Sudán un monstruo charlatán de barro. La película es una alegoría, pero a veces el simbolismo es tan pantanoso como el arduo trabajo de construcción que lleva a cabo Maher (Maher El Khair) en la presa de Merowe.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

The Dam es una película que funciona de forma independiente, aunque se la ha etiquetado como la tercera parte de una trilogía. Las dos primeras partes, The Digger y The Disquiet, son cortometrajes vistos en muchos festivales, incluido el IFFR y el CPH:Dox. No haber visto estos anteriores trabajos quizá confundió algo a este crítico cuando de repente una construcción que Maher se dispone a construir cada noche empieza a hablar. Este uso de la naturaleza nos trae a la memoria los comics de La cosa del pantano de Alan Moore, en los que el Parlamento de los árboles responde a la destrucción que el hombre inflige a la Tierra. Se trata de un giro inesperado en un trabajo que se ha podido ver en la Quincena de los Realizadores en Cannes y que tiene un pie en el cine y, el otro, en la galería.

En un principio, la película parece transitar por terrenos más seguros y familiares. Vemos a africanos trabajando bajo un sol de justicia. El paisaje está dividido en dos por una polvorienta carretera que parece no tener fin y que transcurre por hermosas construcciones rocosas y espectaculares horizontes. Aquí, varios hombres trabajan a destajo. La cámara hace paneos entre los cuerpos y los ladrillos, y pronto todo parece fundirse en uno. El espectador aprende cómo se hacen los ladrillos de barro. Requiere un gran trabajo en equipo, pero apenas trasciende qué es lo que se construye y por qué. El sol va del Este al Oeste, y cuando empieza a oscurecer, los hombres se bañan. En ese momento, Ali Cherri centra la atención en un hombre, Maher, que habla por teléfono. No suele suceder que se capte la señal en un paraje tan aislado. Sin embargo, en el globalizado mundo actual, es posible percibir las consecuencias del aleteo de una mariposa en un punto lejano. Por la radio, las noticias hablan de revueltas y protestas por el liderazgo de Omar al-Bashir, que fue destituido por un golpe militar en 2019. Una vez terminada la llamada, Maher se niega a bañarse con sus compañeros y se monta en una moto prestada. Su viaje parece una consecución de cuadros, ya que cada encuadre sería digno de estar colgado en una galería de arte. Sin embargo, cuando llega a su destino, la película se transforma y ganan peso las ideas de nuestro lugar en el universo y de cómo la naturaleza está retomando el control de la Tierra.

La película demuestra cómo las acciones del hombre provocan que la naturaleza responda. Cuando se sofoca la protesta, las palabras que salen de esta extraña composición animada parecen cambiar de signo y empujan a Maher a sujetar fuerte las riendas de su propio destino. Él también aboga por la revolución y desea dejar atrás su esclavizador trabajo. A falta de medios a su alcance, la violencia parece ser su única opción. Se deja entrever que Maher debe desbloquear la presa que existe metafóricamente dentro de él, y físicamente en el mundo real. No obstante, la presentación de la película es tan opaca que deja margen para distintas Interpretaciones, lo que constituye el punto fuerte y a la vez débil de The Dam.

The Dam es una coproducción entre Francia, Sudán, Alemania y Serbia, puesta en pie por KinoElectron, Galerie Imane Farès, Twenty Twenty Vision, Trilema Films y DGL Travel HQ. Sus ventas internacionales las gestiona Indie Sales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés por Marcos Randulfe)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy