email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BIOGRAFILM 2022

Crítica: Rosso di sera

por 

- El segundo capítulo de la trilogía de Emanuele Mengotti sobre el Oeste americano retrata los primeros días del confinamiento en Las Vegas, entre doctores, negacionistas y personas sin techo

Crítica: Rosso di sera

En 2020, el director veneciano Emanuele Mengotti participó en el Festival Biografilm con West of Babylonia, que fue filmada en el desierto de California y se centraba en una heterogénea comunidad de personas que deciden vivir fuera de las reglas de la sociedad estadounidense. Este año, Mengotti presenta el segundo capítulo de su trilogía dedicada al Oeste americano, Rosso di sera, que ha tenido su estreno mundial en la sección Biografilm Italia del encuentro de Bolonia. La película está filmada íntegramente en Las Vegas en los días posteriores al estallido de la pandemia de COVID-19, y gira en torno a tres personajes que encarnan distintas caras del estereotipo americano, mientras una amenaza de lluvia de dimensiones bíblicas se cierne sobre esta ciudad ubicada en el desierto de Nevada.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

En ese momento, Mengotti (que reside en Estados Unidos) se encontraba en la "ciudad del pecado", un símbolo del sueño americano, donde tenía previsto filmar un documental sobre las elecciones estadounidenses de 2020, hasta que la pandemia puso patas arriba la vida de todos. Las primeras escenas del documental parecen sacadas de En los límites de la realidad, con las luces de los casinos parpadeando y los altavoces emitiendo sus anuncios, mientras no hay ni un alma en las calles. “¿Qué quieres decir con que no puedo ir a trabajar?”, le pregunta a un policía un doble de Elvis con su traje y patillas falsas. En este punto, Mengotti nos presenta a los tres personajes principales de la película: Steve, que vive con su pareja en el sistema de alcantarillado debajo de la ciudad, en un túnel con vistas a los resplandecientes edificios de Las Vegas, y cuya mayor preocupación no es la pandemia, sino la lluvia inminente que amenaza con inundar el refugio improvisado que acaba de pintar; Mike, un médico incansable que lucha en primera línea durante la crisis sanitaria, haciendo prueba tras prueba en los aparcamientos e informando a la gente sobre las precauciones que hay que tomar, mientras el número de casos positivos sigue aumentando; y Mindy, una ex-actriz de segunda que ahora está involucrada en una campaña electoral como aspirante a candidata del Partido Republicano de Nevada, que también es una fanática de las armas y portavoz de cualquiera que vea el confinamiento como un ataque contra la libertad personal y una llamada a una segunda guerra civil.

En poco menos de una hora, vemos las máquinas tragaperras engullendo dinero, las calles llenas de indigentes abandonados a su suerte y alborotadores que gritan “¡no creáis en los medios de comunicación!”, “¡salvemos al país de la tiranía!”, “¡todo es culpa de los comunistas!”. A través de la simple observación, Mengotti logra transmitir las múltiples facetas de esta contradictoria e inquietante sociedad estadounidense, demostrando una extraordinaria capacidad para captar imágenes significativas que hablan por sí mismas. En medio de un crescendo de protestas por parte de los seguidores de Trump, mientras el cielo sobre Las Vegas se vuelve cada vez más plomizo y siniestro, agoreros de todo tipo citan pasajes de la Biblia que predicen el Apocalipsis, mientras Mike sigue tratando de salvar vidas, poniendo su fe en la ciencia. Rosso di sera es un precioso e incisivo testimonio sobre la atmósfera que dominó los primeros días de la pandemia en esta región americana, que culminó varios meses después en el infame y absurdo asalto al Capitolio.

Rosso di sera es una coproducción ítalo-americana, producida por Le Talee y Smoke & Mirrors, en colaboración con Rai Cinema.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy