email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

MIX FESTIVAL 2022

Crítica: All Our Fears

por 

- La historia verdadera del activista polaco católico y gay Daniel Rycharski centra una cinta compleja que ilumina de forma clara un país que ha girado hacia la intolerancia

Crítica: All Our Fears
Dawid Ogrodnik en All Our Fears

La relación entre el arte y la religión se ha deteriorado desde que los pintores dejaron de representar magníficos descendimientos de la cruz o vírgenes con niños y los artistas contemporáneos comenzaron a trabajar en obras que mostraban a un Papa tendido en el suelo tras ser golpeado por un meteorito (La Nona Ora, una escultura de Maurizio Cattelan de 1999) o peor aún, fotografías que representan crucifijos de plástico sumergidos en tanques de orina (la provocativa obra de Andrés Serrano, Cristo del pis, de 1987). Cuando el artista es un hombre gay que lucha por los derechos LGBTQ+, las cosas se complican todavía más, como en el caso de Daniel Rycharski, un artista polaco, activista y católico devoto, a quien un artículo en The Economist describió el año pasado como una persona que "construye puentes con el arte." En realidad, Rycharski ha fabricado cuentas de rosario con resina mezclada con la sangre de un amigo gay, creó espantapájaros con ropa donada por lesbianas, gais, bisexuales y personas transgénero perseguidas por la ley, e incluso confeccionó un vestido con una capucha puntiaguda a partir de una túnica de iglesia y lo llamó "Ku-Klux-Klan". Sin embargo, lo que desconcierta a todo el mundo es el hecho de que Daniel sea un auténtico feligrés, más ferviente que cualquier campesina que va a misa todos los días. E infunde su fe en el arte que crea.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

All Our Fears, dirigida por Łukasz Ronduda (cineasta y comisario del Museo de Arte Moderno de Varsovia) y por el director de fotografía Łukasz Gutt, no hace más que mostrarnos un momento crucial en la vida de Rycharsk. La película se ha proyectado en el MiX (Festival Internacional de Cine LGBTQ+ y Cultura Queer) tras ganar el León de Oro en el Festival de Cine Polaco de Gdynia en septiembre, mientras que Łukasz Gutt fue nombrado 'Descubrimiento del año' en los Premios del Cine Polaco.

Tras dejar Cracovia, el artista (interpretado por Dawid Ogrodnik) se instaló en Kurówek, un pueblo de 200 habitantes en el centro de Polonia, donde se convirtió en un representante de la comunidad rural que lucha por no sucumbir a la lógica del centralismo y los jabalíes, y donde reunió a una pequeña comunidad LGBTQ+. Daniel ha pintado grandes animales híbridos en granjas, graneros y espacios públicos, y la comunidad lo adora y 'tolera' sus elecciones sexuales. Incluso el cura de la parroquia lo absuelve, porque no puede hacer otra cosa. Sin embargo, algo se rompe cuando la joven Jagoda (Agata Labno), a quien Daniel animaba a dejar de ocultar su homosexualidad, es amenazada por un grupo de jóvenes homófobos y se suicida colgándose de un árbol. Daniel Rycharski convierte esta trágica muerte en una performance artística, cortando el árbol en el que la joven se ahorcó y tallando una cruz con su tronco, con la que quiere organizar un Vía Crucis, "porque Jagoda murió como Cristo" y "esta cruz habla de un drama universal: "el derecho a vivir sin ser humillado y odiado". La intolerancia se impone, pero Rycharski desafía a la Iglesia y al sentido común al inaugurar su trabajo en Varsovia.

All Our Fears es una película compleja, llena de matices, y en este texto debemos omitir a los personajes que la habitan y sus relaciones (como la encantadora conexión entre Daniel y su abuela, la irreconciliable relación con su padre, el propietario de la galería y amigo de Daniel, el encuentro con la madre de la chica que se suicidó y con el alcalde del pueblo…). Los dos directores aportan a estos hechos dramáticos una fluidez y un ritmo que no eran fáciles de encontrar, aunque en ciertos diálogos la complejidad tiende a un excesivo didactismo. Dawid Ogrodnik ofrece una interpretación apasionada del protagonista, en la que destaca su personalidad histriónica, propia de líderes, y su exaltación religiosa y artística. All Our Fears arroja una luz deslumbrante sobre un país europeo que se ha desviado drásticamente hacia la intolerancia, y donde varios pueblos se han declarado zonas libres de personas LGBTQ. También demuestra que el cine polaco conserva su grandeza histórica a la hora de explorar las grietas en su tejido social.

La película es una producción de Serce.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy