email print share on Facebook share on Twitter share on LinkedIn share on reddit pin on Pinterest

TORONTO 2022 Contemporary World Cinema

Crítica: Le Lycéen

por 

- Christophe Honoré firma una ácida obra muy impresionante a nivel formal que se centra en un adolescente en pleno duelo

Crítica: Le Lycéen
Paul Kircher, Vincent Lacoste y Erwan Kepoa Falé en Le Lycéen

“Nuestra vida de antes terminó. Si es así, quiero cambiar todo”. La adolescencia, como todos sabemos, es un periodo particularmente agitado por definición (a tientas y a menudo en conflicto) de sí mismo, pero si a esto se añade un repentino duelo, la crisis adquiere una dimensión existencial todavía más aguda. Con Le Lycéen [+lee también:
tráiler
entrevista: Christophe Honoré
ficha de la película
]
(estrenada en el programa Contemporary World Cinema del Festival de Toronto y que luego competirá en el Festival de San Sebastián), el cineasta francés Christophe Honoré, que domina todos los platos de la carta cinematográfica (se trata de su 14º largometraje), opera también una especie de revolución. Lleva su sensibilidad a un grado muy alto de intimidad dolorosa y usa su ciencia del guion para construir un relato cuya sofisticada fragmentación (de sutiles variaciones en torno a una línea directriz sostenida con firmeza) refleja de manera ideal el crudo estado postraumático de su personaje principal, y sumerge al espectador en una atmósfera inmersiva (un 35 mm cuya pátina recuerda al Súper 16) en concordancia con su temática: el director francés da lo mejor de sí mismo, y un trabajo muy personal conmovedor y correcto que ofrece el joven Paul Kircher.  

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

“Me llamo Lucas y mi vida se ha convertido en un animal salvaje al que no me puedo acercar sin que me muerda. Todo en mi cabeza parece una amenaza”. Para el estudiante de 17 años, la muerte de su padre en un accidente de tráfico en el corazón de los valles de Saboya es una deflagración muy significativa, ya que dos semanas antes padre e hijo salieron sanos y salvos in extremis de un accidente del mismo tipo, justo después de una confesión perturbadora del padre (“yo hubiera podido tener una vida diferente, ser algo diferente a un protésico dental”). Una declaración y un accidente premonitorios (“pensé que iba a morir ese día. ¿Por qué no me morí ese día?”) que desestabilizan todavía más a Lucas, que mantiene el acontecimiento en secreto.

Lucas, que oscila entre la anestesia y la expresión violenta de su sufrimiento (“de repente, siento todo este ruido en mi interior”), atraviesa con dificultad los días posteriores al deceso (la reunión familiar, el funeral, el entierro, el cementerio, las perspectivas del futuro inmediato), luchando por encontrar su lugar, afectuoso pero torpe y rebelde, junto a su madre (Juliette Binoche) y su hermano mayor, Quentin (Vincent Lacoste). Este último le propone pasar una semana en su casa en París. Pero las olas emocionales de Lucas están muy lejos de apaciguarse…

Le Lycéen, un retrato muy emotivo de una angustia profunda burbujeante bajo la máscara de la intransigencia agitada de la adolescencia, es una película muy bien construida (guion escrito por el director) que entremezcla la voz en off de Lucas, la interesante ampliación de la trama a través de su desplazamiento a París, la introducción de un cuarto personaje principal (Erwan Kepoa Falé), la precisión de la reproducción del tabú desgarrador que supone en duelo para una familia, la radiografía de las relaciones madre-hijo y entre hermanos, la imbricación de Tánatos y Eros, etc. Una gran riqueza para una película más que conseguida, extremadamente animada bajo su apariencia de ceremonia mortuoria.

Le Lycéen ha sido producida por Les Films Pelléas y coproducida por France 2 Cinéma y Auvergne-Rhône-Alpes Cinéma. Pyramide International gestiona las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy