email print share on Facebook share on Twitter share on LinkedIn share on reddit pin on Pinterest

SAN SEBASTIÁN 2022 New Directors

Crítica: A Tale of Shemroon

por 

- El primer largometraje de Emad Aleebrahim Dehkordi es una madura mirada a la sociedad contemporánea iraní y las limitadas opciones a las que pueden acceder las generaciones más jóvenes

Crítica: A Tale of Shemroon
Iman Sayad Borhani y Payar Allahyari en A Tale of Shemroon

Vestigios del viejo mundo y promesas de uno nuevo. En A Tale of Shemroon [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, la ópera prima del director iraní Emad Aleebrahim Dehkordi, que ha tenido su estreno mundial en la sección New Directors del Festival de San Sebastián, dos hermanos se enfrentan de formas muy diferentes al estado de limbo en el que se encuentra su generación, con unos resultados devastadores. Iman (Iman Sayad Borhani) y Payar (Payar Allahyari) son dos hermanos muy unidos, pero también muy diferentes. El primero se inclina hacia el mundo de las drogas en Teherán, un tipo de mercancía suministrada por los turistas ricos y los lugareños que regresan de Occidente, mientras trata de ganar dinero fácil involucrándose en su venta. Por otra parte, Payar, un joven tranquilo y menos inquieto, está centrado en sus ambiciones deportivas. A pesar de sus temperamentos opuestos, los dos hermanos no se meten en la vida del otro, y sus caminos apenas se cruzan. Sin embargo, estamos realmente ante un cuento (como indica el título), ya que, sin que ellos lo sepan, cada una de sus acciones forma parte de una red mucho más grande de causa y efecto, donde todo tiene consecuencias.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Dehkordi se toma su tiempo para mostrar cómo ocurre esto, y lo cierto es que la película resulta más interesante y reveladora antes de que sus diversos hilos confluyan en un final violento y triste, aunque un tanto rebuscado. El director, que también escribió el guion, demuestra mayor sutileza y maestría a la hora de desvelar las distintas tensiones que atraviesan la vida cotidiana de estos dos veinteañeros. Ambos hermanos están ligados a un terreno que todavía pertenece a su familia, una reliquia de tiempos más prósperos, antes de que su madre (fallecida poco antes del inicio de la película) malvendiera grandes parcelas de tierra a un pariente aprovechado. Los jóvenes podrían ganar dinero vendiendo lo que queda, pero se niegan a abandonar el último rastro de su madre. Al mismo tiempo, ambos están más que dispuestos a abandonar muchos otros aspectos de la cultura tradicional iraní.

Aunque Payar es más respetuoso con sus mayores, él también se siente atraído por los aspectos más liberales de la vida iraní, sobre todo a través de la figura de una antigua compañera de clase que ha vuelto de visita a la ciudad durante unas semanas. Hana (Masoumeh Beygi) vive en París, tiene un hijo y se ha divorciado recientemente. Es una mujer moderna, que hace caso omiso a las preocupaciones de su madre sobre su aspecto "demasiado arreglado" cuando sale con Payar (una referencia discreta, pero inquietante, sobre una ley que está detrás de la actual revuelta masiva en Irán, tras la muerte en prisión de una joven detenida por la forma en que había cubierto su pelo).

Centrándose en dos hermanos que intentan vivir de acuerdo con sus propios valores, Dehkordi no juzga en ningún momento, ofreciéndoles a ambos el mismo nivel de cuidado y atención. A través de este retrato doble, el director revela de forma elegante las dinámicas que constituyen la sociedad iraní en general, y que resultan en gran medida invisibles para sus protagonistas, incluso cuando estas fuerzas acaban empujándoles en una dirección que no han elegido. Este enfoque realista, que evita los clichés del hermano despreocupado frente al bueno y obediente, también deja espacio para unas interpretaciones excelentes por parte del elenco, entre las que sobresalen Iman Sayad Borhani como el hermano enérgico pero inteligente y cariñoso, y Masoumeh Beygi como la joven madre para la que Irán es casi un destino de vacaciones. A Tale of Shemroon es una propuesta discreta, pero revela a un director con una inteligente comprensión de la estructura narrativa y de los personajes, así como un reconfortante toque de ligereza.

A Tale of Shemroon es una producción de Indie Prod, Uproduction, 2Pilots Filmproduction, BiBi Film, Take Shelter (Francia) y Ali Mosaffa Productions (Irán). Indie Sales se encarga de las ventas internacionales, mientras que Jour2fête estrenará la película en Francia.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy