email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

FIESTA DE ROMA Concurso

Francesca Comencini retrata la Italia "podrida"

por 

“Este país es también nuestra casa”. La frase la pronuncia con indignación Valeria Golino en su papel de policía financiera contra todo aquel que arruina Italia abusando del binomio dinero-poder. Y este enfrentamiento se convierte en un verdadero conflicto entre el Bien y el Mal, corazón de la novena película de Francesca Comencini, quien, con A casa nostra [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, pone de relieve la circulación del dinero y cuánto condiciona ello las relaciones humanas. El escenario es un Milán “cámara de gas”, deshumanizado por las reglas de la economía y las finanzas, campo de exterminio de todo el que huye del dios dinero.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
series serie

A casa nostra es una obra coral que provoca el cruce de sus personajes bajo el territorio del dolor. “Sentía la exigencia de realizar una película sobre este país “contaminado” que tanto ha cambiado en los últimos años y que se ha convertido en su propia sombra”, explica la directora a una prensa totalmente dividida en lo que a esta película se refiere. “Antes de tomar partido, quiero comprender a fondo las nuevas dinámicas que regulan Italia: la relación con el dinero, sobre todo. Y Milán- poco representada en el cine de hoy- es el corolario, pues es como “el manifiesto” de una generación en la que “la elegancia es fundamental”.

Pero, A casa nostra es también una película sobre las mujeres: “Cuanto más se convierte el dinero en poder, con mayor fuerza crece el desprecio hacia las mujeres, que, incluso, pierden el respeto entre ellas”, expresa la directora, que ya con Mobbing [+lee también:
crítica
entrevista: Francesca Comencini
entrevista: Luca Bigazzi
entrevista: Pierre Todeschini
ficha de la película
]
(Festival de Berlín 2003) destacó la discriminación profesional de la mujer. “Creo que nuestra época está educando a adolescentes menos libres de lo que lo fuimos nosotros en los años setenta, y esto es una regresión; en este sentido, soy muy pesimista”. Cada personaje de la película es infeliz en la vida: de la modelo al pensionista, de las prostitutas a la policía financiera, de la rica ama de casa al marido, banquero cínico y culpable de abuso de información privilegiada que- para contentar a su mujer estéril- logra comprar el feto de una prostituta en coma irreversible. A casa nostra es una producción de Bianca Film con Rai Cinema, con el apoyo del Ministerio de Cultura. Las ventas internacionales las asegura MK2.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy