email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BERLINALE 2009 Competición / España

La teta asustada, el miedo deja paso a la vida

por 

La teta asustada, el miedo deja paso a la vida

La fantástica película de la peruana Claudia Llosa, La teta asustada [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, llega al Festival de Berlín, próximo ya a su clausura. Se trata de la primera participación de un filme peruano, aunque sea una coproducción mayoritaria española, en la competición oficial del certamen alemán. Una película rica, cautivadora, bonita, tratada con maestría, a la que cuesta encontrarle un defecto y que es capaz de tocar la fibra sensible, aunque con una sobriedad tal, que no da lugar a la lágrima fácil.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
Cineuropa Survey 2020

El título remite al nombre que los peruanos le dan a una enfermedad que desarrollaron las mujeres víctimas de violaciones durante la guerra del terror y que se transmitía por la leche materna. Fausta (interpretada por la bella Magaly Solier, también protagonista de la opera prima de Llosa, Madeinusa, y compositora de las canciones que entona su personaje) ha heredado la enfermedad de su madre, Perpeuta, que muere en la primera escena. La frágil Fausta tiene tanto miedo que sus relaciones con los demás son de una sutilidad y delicadeza extremas y se ha introducido una patata, como si fuera un tumor, en su cuerpo para evitar que puedan violarla. Mientras intenta reunir el dinero para los funerales de su madre, aprende poco a poco a no tener miedo ni vergüenza.

Esta película tan llena de color, que comienza con una muerte, es en realidad un canto a la vida donde asistimos a varias bodas. Y es que en esta cultura todo casa, incluso la vida y la muerte conviven (como muestran el vestido de novia encima de la cama y la mortaja debajo), y la muerte, con sus pequeños gusanos, se une a la fertilidad.

Este ciclo se completa con la idea de transmisión en la que se basa la acción. Como la patata, que, según la directora, "nos remite a las raíces y al mismo tiempo produce brotes que miran hacia el futuro", Lima mezcla la tradición, el quechua y la modernidad sin encontrar contradicciones.

Con todos sus personajes, la inventiva de sus detalles que se vuelven símbolos (como la tumba que termina siendo una alegre piscina), la sutileza del retrato de una cultura donde los contrarios conviven como una familia de forma armoniosa y protegiéndose los unos a los otros, su música y su fotografía, La teta asustada es un verdadero tesoro basado en una "barbarie de informaciones", bromea Llosa, fruto de una cuidada investigación, que ya desde el guión, sedujo al World Cinema Fund de Berlín. En la línea de la película, quizás la Berlinale rizará el rizo con una nueva recompensa.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.